Estás aquí
Portada > Artículos > Desafíos de la educación a distancia en primera infancia

Desafíos de la educación a distancia en primera infancia

Lima.-. La coyuntura actual abre la oportunidad para reflexionar sobre las verdaderas prioridades en la vida. Salud, educación, economía surgen durante estas reflexiones. En relación a la educación, y dentro de las restricciones por aislamiento social de nuestros días, la forma más viable para continuar con los planes de estudios 2020 de nuestros hijos y tener acceso a los profesionales en pedagogía es la Educación a Distancia.

Hoy día la Educación a Distancia resulta de aplicación útil y viable cuando el interlocutor manifiesta autonomía, autoregulación, automotivación, y tiene las suficientes habilidades informáticas para gestionar y dosificar su propio proceso de aprendizaje. Las tecnologías de información y telecomunicaciones que sostienen los sistemas de educación a distancia permiten la transmisión de estímulos cognitivos, visuales y en algunos casos kinestésicos.

Al respecto, Hernán Tovar, especialista en educación del Nido Villa Sonrisas nos brinda unas recomendaciones para la aplicación de herramientas de Educación a Distancia en Primera Infancia (rango de 0 a 5 años), pues es un terreno aún por explorar, con muchas posibilidades. Para lo cual será útil considerar lo siguiente:

* Necesidades específicas. Un niño en primera infancia espontáneamente busca satisfacer necesidades motrices, sociales, afectivas, cognitivas, a través del juego, movimiento libre, experiencias sensoriales, experimentación, indagación, arte, música. En el rengo de 3 a 5 años es notoria la necesidad de afirmación de identidad, autonomía, gestión de emociones, desarrollo de lenguaje, socialización. En todo momento, la motivación será el disparador del interés espontáneo del niño.

* Propósito de aprendizaje. Es preciso que el niño alcance las competencias, capacidades, estándares, y desempeños establecidos en el proceso de escolaridad, de la forma más oportuna (no temprana), respetuosa, segura y autónoma

* Rol de las figuras parentales como principales fuentes de protección, guía, información y referentes de conducta hace de los padres actores fundamentales, cuya presencia e intervención consciente es inversamente proporcional a la edad del niño. Durante su crecimiento y maduración, el niño va generando su propia identidad e individuación. Gradualmente la relación filial transita desde la dependencia hacia la interdependencia.

* Tutoría y orientación a las figuras parentales desde los profesionales en educación y psicopedagogía contribuyen en fortalecer y sostener el rol paterno en primera infancia.

* Vínculo afectivo positivo. Es muy beneficioso que el espacio escolar ofrezca seguridad y estabilidad emocional, como estructura subyacente a los procesos de aprendizaje. Cuando hay emoción, hay aprendizaje nos dice la neurociencia.

* El tiempo es relativo. Los procesos de aprendizaje en primera infancia tienen un componente emocional que es base fundamental para generar aprendizaje significativo. Es totalmente posible, y necesario, generar experiencias con significado emocional que el niño asimilará con facilidad, rapidez y motivación. El tiempo-reloj sí es relevante en líneas de producción-consumo, o en acciones de repetición que generan especialización en ciertas actividades (entrenamiento, adiestramiento), mas no en la generación de espacios para el desarrollo socioafectivo.

Las medidas de prevención de contagio y propagación del COVID-19 establecen un escenario con restricciones muy especiales para continuar con la Educación Inicial, entre ellas:

* Aislamiento social, que incluye distanciamiento entre personas, limpieza, evitar tocarse y demás acciones que no son sencillas de conseguir en un ambiente educativo presencial convencional. Menos en un aula de primera infancia.
* Priorizar permanecer en casa, lo que contribuye a preservar la salud e integridad física, de niños, ancianos y adultos.
* Presencia activa de padres. La intervención de las figuras parentales es muy positiva en Primera Infancia. A diferencia de las clases presenciales convencionales, hoy tenemos la oportunidad de estar más presentes en el proceso de aprendizaje de nuestros hijos.
* Disponibilidad del adulto. Bajo las condiciones actuales, el adulto en casa distribuye su tiempo entre teletrabajo, tareas domésticas, provisión de artículos de primera necesidad.
* Existen dos destinatarios de esta propuesta: el niño y la madre/padre. El adulto actúa como guía y soporte para el niño.

¿Cuál es el papel de padres de familia?

Considerando las condiciones actuales, la decisión de tomar servicios de Educación a Distancia para primera infancia implica para el especialista Tovar tener en cuenta
* Papá o mamá asume el papel de guía y orientador, con el soporte del profesional en educación que está al otro lado del computador.
* Contar con recursos materiales necesarios: al menos un teléfono inteligente, o mejor aún una laptop, con internet
* Dar la prioridad razonable al acompañamiento, lo que nos permitirá asignar un tiempo al día en generar los espacios de aprendizaje para el niño, con el soporte del profesional educativo asignado

“El aislamiento social es una realidad, y en el sector educativo estará presente -muy probablemente- en lo que queda de este año, por lo menos. Es una situación que nos permite desarrollar la calidad de nuestros vínculos familiares, que son esenciales para el sano desarrollo y crecimiento del niño menor a 5 años. La calidad de dichos vínculos están en función a la balanceada existencia de tiempo de calidad, información útil, afecto incondicional y bienes materiales. Si sólo estuvimos atentos a brindar bienes materiales a nuestros hijos, hoy es la oportunidad para tener a mano más herramientas” finalizó el especialista.

Top
A %d blogueros les gusta esto: