Estás aquí
Portada > Gastronomía > ¿De dónde provienen los chifles más ricos del Perú?

¿De dónde provienen los chifles más ricos del Perú?

Lima.- Uno de los bocadillos más deliciosos del Perú son, sin lugar a dudas, los chifles. Sea acompañando un buen plato de cebiche, carne seca o solos, los chifles se han convertido en el snack favorito de los peruanos, pero ¿para ti de dónde son los chifles más ricos?

Son varias las regiones que producen este tradicional piqueo hecho a base de finas láminas de plátano frito. Sin embargo, solo una se destaca por su sabor y su tradicional elaboración.

¡TRÁEME CHIFLES PIURANOS!

Como muchos conocen, Piura es la región más familiarizada con los chifles. Aquí se produce la mayor parte de esta producto e incluso es de esta región que se distribuyen hacia otras zonas del país, siendo la población de la zona norte la que más lo consumen.

Los chifles piuranos guardan una particular característica y es el tipo de corte del plátano. Este se corta en rodajas y suele venir acompañado de una pequeña bolsa con cancha salada y carne seca. El sabor de estos tres complementos es inigualable.

Marcas como Olaechea, San Miguel, José Antonio, entre otros son las más destacadas de esta ciudad norteña. ¿Quién no le ha pedido a algún amigo que le traiga chifles de Piura?

EN LAMBAYEQUE TAMBIÉN SE HACEN CHIFLES

Otra región que produce chifles es Lambayeque, aunque su elaboración se realiza en menor cantidad. En esta parte del país los chifles son, a diferencia de las láminas redondas de Piura, unos cortes largos y finos de plátano.

En cuanto a sabor no existe mucha diferencia pues en ambos departamentos se emplea la misma receta básica así que para la elección dependerá de la forma en las que prefiera la presentación del plátano.

¿CHIFLES EN LA SELVA?

Aunque no sean tan conocidos en el mercado, muchas regiones de la selva —destacadas por su producción bananera— se han dedicado a la preparación de chifles. Localidades como Pucallpa y Padre Abad en Ucayali han convertido a los chips de plátano en uno de los favoritos de esta parte del país.

En la selva central, en Chanchamayo, también existe un mercado dedicado a la elaboración de estos chips. La diferencia, entre estos y los que se preparan en el norte, es que las láminas son más gruesas, pero no por ello menos crocantes.

Consultado sobre el lugar de dónde se producen los chifles más ricos, Enrique Salazar —propietario del restaurante de comida chiclayana ‘Pueblo Viejo’— responde sin dudar: “los de Piura”. El empresario gastronómico destaca la tradición de este departamento norteño y asegura que sus favoritos son los de la marca Olaechea.

“El chifle es originario de Piura, aunque yo sea chiclayano no voy a desmerecer y dejar de reconocer que los chifles de Piura son mejores”, comenta.

Top
A %d blogueros les gusta esto: