Lima.- En el contexto de la creciente digitalización y el aumento del uso de tecnologías en todos los ámbitos, especialmente en el rubro empresarial, la ciberdelincuencia se ha convertido en una preocupación apremiante en el Perú. Los ciberdelincuentes están aprovechando la conectividad y la dependencia digital para llevar a cabo una variedad de actividades ilícitas, impactando la mayoría de veces a empresas.

Por esa razón, el fundador y director de SUPRA, empresa líder en soluciones de ciberseguridad, Carlos Castillo, presenta cuatro tipos de ciberdelincuencia que ponen en peligro al sector empresarial:

1. Phishing: este es uno de los métodos más frecuentes utilizados por los ciberdelincuentes para robar información confidencial, como contraseñas. A través de correos electrónicos, mensajes de texto o llamadas telefónicas fraudulentas, los atacantes se hacen pasar por instituciones legítimas para engañar a los ejecutivos.

2. Fraude electrónico: las estafas en línea han aumentado significativamente, especialmente aquellas relacionadas con compras en línea. Los delincuentes crean sitios web falsos o utilizan plataformas de comercio electrónico para engañar, vendiendo productos inexistentes o robando información financiera.

3. Ransomware: esta modalidad implica el secuestro de datos a través de un software malicioso que cifra los archivos de las empresas. Los atacantes luego demandan un rescate para devolver el acceso a los datos. Este tipo de ataque ha afectado a empresas en el Perú, causando graves perjuicios económicos y operativos.

4. Ataques a la banca en línea: Con el aumento del uso de servicios bancarios en línea, los ciberdelincuentes han dirigido sus esfuerzos a este sector, realizando transferencias fraudulentas y sustrayendo fondos de las cuentas de las empresas.