Estás aquí
Portada > Vida y Estilo > Cuatro hábitos para mejorar la convivencia en familia

Cuatro hábitos para mejorar la convivencia en familia

Lima, Perú.-. Para protegernos, todos estamos evitando salir de casa a menos que sea indispensable. Tantas horas junto a los miembros de nuestra familia, y en un contexto complicado como la pandemia que enfrentamos, pueden desencadenar episodios de estrés, ansiedad, irritabilidad y discusiones.

En ese sentido, para conocer algunas recomendaciones y hábitos que podemos implementar en casa para mejorar la convivencia familiar, el psicólogo del Instituto Daniel Alcides Carrión, César Blas, nos brinda los siguientes consejos: 

1.    Establecer acuerdos: Muchas personas están, por ejemplo, trabajando desde casa y es importante que los miembros de la familia lleguen a un consenso para respetar espacios y evitar interrupciones. Los miembros de la familia deben entender las necesidades de cada uno y cumplir los acuerdos a los que se lleguen, de lo contrario surgirá frustración y desazón. 

2.    Mantener rutinas diarias: Para contribuir con la buena convivencia es importante establecer horarios en los que la familia pueda compartir brevemente durante el día. El desayuno, el almuerzo o la cena son momentos propicios para tener un momento en familia para departir y mantener un vínculo saludable. 

3.    Distribuir las funciones del hogar: Todos los miembros de la familia deben cooperar con las tareas del hogar para evitar que una sola persona asuma toda la carga y responsabilidad. Distribuir las labores entre todos, considerando su edad, mejorará la dinámica familiar y fortalecerá los lazos de confianza. 

4.    Recreación familiar: Realizar ejercicios, juegos de mesa, ver una película o preparar un postre en familia permitirá liberar la tensión acumulada, dará pie a conversaciones amenas y fortalecerá vínculos afectivos.

Asimismo, el especialista del Instituto Carrión indica que algunos de los principales problemas que se han visto, en relación con la convivencia familiar a raíz de la emergencia sanitaria, son la ausencia de adaptación a las nuevas rutinas y dinámicas familiares, expresión inadecuada de emociones utilizando una comunicación violenta y no asertiva, y cuadros de estrés y ansiedad ante la falta de control sobre esta crisis.

En estos tiempos de agitación emocional es importante valorar la comunicación en el hogar, es decir, ser cuidadosos con lo que se dice y cómo se dice. Si no conversamos sobre los problemas y desacuerdos en familia se originará un ambiente tenso y propicio para que cualquier detalle se convierta en un gran problema”, señala el especialista.

El 14 de setiembre se celebra el Día Mundial de la familia, y el actual contexto en el que vivimos representa un reto para todos los miembros del hogar, pero también puede ser una oportunidad para fortalecer los lazos afectivos, la comunicación y la convivencia saludable.

Top
A %d blogueros les gusta esto: