Estás aquí
Portada > Tecnología > Cuatro avances tecnológicos que han revolucionado la seguridad industrial

Cuatro avances tecnológicos que han revolucionado la seguridad industrial

Lima. – La tecnología, como elemento disruptor, trae grandes beneficios a todo nivel, desde la aceleración de procesos hasta la reducción de costos. Esto se ha visto demostrado de manera irrefutable, desde el inicio de la pandemia e involucra a todos los sectores productivos. La seguridad no es la excepción.

“La tecnología es un gran aliado en la seguridad de una organización, siempre y cuando se sepa utilizar correctamente y de acuerdo a las necesidades específicas de cada negocio. El uso de tecnología inteligente, como la que disponemos en G4S, ya es una realidad para las empresas peruanas y es una buena inversión para una organización”, explica Fiorella Campos, Gerente de Tecnología y TI de G4S, empresa especializada en soluciones tecnológicas de seguridad integral.

Estos son cinco avances tecnológicos que han revolucionado el sector de la seguridad.

  1. Inteligencia artificial. De acuerdo a estimaciones de G4S, el uso de cámaras y monitoreo con inteligencia artificial -capaz de implementar reconocimiento facial, enviar alertas automáticas, captar movimiento y patrones de calor y más- puede disminuir hasta en 23% los costos operativos de seguridad de una empresa, además de reducir la necesidad de contar con personal presencial de manera constante, algo sumamente importante durante la pandemia que vivimos. La inteligencia artificial permite desplegar a los agentes solo cuando es realmente necesario, en zonas de mayor impacto en la seguridad. Esto se traduce en una mayor capacidad de respuesta en eventos anormales y una mejor efectividad en el monitoreo. 
  2. Convergencia e integración de sistemas de seguridad. Las ventajas de la convergencia de múltiples sistemas de seguridad (como video, control de acceso, alarma, prevención de incendios y gestión de emergencias) en una plataforma unificada, son múltiples, eficientes y rentables. Por ejemplo, cuando se apaga una alarma, un sistema integrado enlaza automáticamente esa alerta a la salida de la cámara más cercana, de modo que toda la situación se pueda ver fácilmente desde el centro de monitoreo.
  3. Reconocimiento facial. Las cámaras con detección facial pueden detectar y reconocer a cualquier usuario recogido en su base de datos, lo que permite registrar cuando una persona entra o sale de un edificio o el tiempo transcurrido entre la entrada y la salida, entre otras funciones. Estas se pueden integrarse a un sistema de ingreso sin contacto, para seguir respetando así los protocolos sanitarios.
  4. Sensores inteligentes. Los sensores pueden identificar diferentes variables de acuerdo al rubro del negocio. Si hablamos de una fábrica, por ejemplo, son capaces de identificar si la maquinaria tiene un exceso de temperatura, presión o si genera algún tipo indebido de emisiones. Este proceso, unido al internet de las cosas, permite enviar una alerta de manera automática al personal de seguridad para tomar las medidas necesarias.
Top
A %d blogueros les gusta esto: