Estás aquí
Portada > Vida y Estilo > Cuarentena: ¿Por qué tengo hambre a todas horas y cómo controlarlo?

Cuarentena: ¿Por qué tengo hambre a todas horas y cómo controlarlo?

Lima. Llevamos varias semanas desde que se inició la cuarentena en nuestro país y la ansiedad producida por el aislamiento empieza a generar consecuencias que afectan a nuestra salud, como esas desmedidas ganas de comer que no respetan dietas ni horarios.

La nutricionista Claudia Quin, docente del Instituto Daniel Alcides Carrión, indica que a la sensación de hambre de manera desmedida se le denomina hiperfagia y es una condición que puede ser producida por muchos factores; entre ellos encontramos al síndrome premenstrual, al stress y la ansiedad. El denominado “hambre emocional” es causada por emociones que no pueden ser manejadas por la persona y la manera de sobrellevarlos es justamente comiendo.

La especialista nos señala que es importante reconocer que se está pasando por una situación anormal. Por el lado nutricional, lo que recomienda es tratar de evitar el consumo de alimentos que estimulen las ganas de seguir comiendo, como son los alimentos “chatarra” y ricos en azúcares.

Estos tienden a excitar zonas cerebrales que generan una sensación de bienestar a corto plazo y, por ende, las personas suelen exagerar en su ingesta; pero se debe recordar que su consumo de forma continua generará predisposición a la obesidad, enfermedades crónicas y disminución del sistema inmunológico.

Para poder enfrentar este problema, la nutricionista Quin, del Instituto Daniel Alcides Carrión, nos brinda ocho consejos para poder controlar el hambre generado por la ansiedad de la cuarentena:

  • Elige buenos alimentos: consume alimentos que te produzcan sensación de llenura, como aquellos ricos en fibra y agua (frutas y verduras), así como alimentos ricos en proteínas. Por ejemplo, las claras de huevo, atún al agua, pollo al vapor o queso descremado.
  • Mastica adecuadamente: lo ideal es que se llegue a dar 35 masticadas a cada bocado, pero intenta al menos llegar a 15.
  • Prefiere snacks saludables: por ejemplo, barras de zanahoria crudas, bastones de apio, semillas de calabazas tostadas, yogures bajos en azúcares y grasas, y frutos secos (3 – 4 unidades).
  • No olvides el agua: es importante estar hidratados. A veces podemos confundir las ganas de comer con sed.
  • Hacer ejercicio: realizar actividad física para poder canalizar nuestras emociones y gastar energía a través de ella.
  • Define un horario de comidas: arma un horario y procura respetarlo en su totalidad.
  • Evita los dulces: trata de no consumir alimentos dulces y refinados como galletas, gaseosas, tortas, etc.
  • Realiza actividades que te agraden: como pintar, tejer, manualidades, o actividades relajantes como yoga.
Top
A %d blogueros les gusta esto: