Estás aquí
Portada > Tecnología > Crehana explica las nuevas tendencias en la capacitación corporativa

Crehana explica las nuevas tendencias en la capacitación corporativa

Lima.- Con la llegada de la crisis sanitaria ha sido difícil adaptarse a una nueva realidad laboral porque significa poner a prueba el liderazgo y el trabajo en equipo. Las tendencias en capacitación en las empresas cumplen un rol fundamental en este proceso de aprendizaje. El Covid-19 ha acelerado la transformación digital de las empresas y muchos trabajos están siendo y serán reemplazados por nuevas tecnologías. 

Actualmente lo más importante son las personas que trabajan en un equipo. Las empresas visionarias se preocupan de que su equipo de colaboradores tenga un sólido conocimiento sobre las nuevas tendencias manejadas en una economía digitalizada.

Una nueva tendencia en la capacitación empresarial en estos tiempos es el “outskilling”, que brinda entrenamiento a los recursos internos que tienen una alta probabilidad de salir de la compañía en un futuro cercano, porque el trabajo que realizan estas personas será automatizado. Esta solución, que ha empezado a implementar las grandes corporaciones, generará beneficios no solo a la fuerza laboral interna, que a través de estos programas de capacitaciones desarrollarán sus habilidades y competencias necesarias, sino también a las empresas, en tanto a nivel de reputación y posicionamiento como una buena marca empleadora.

Crehana, startup peruana de formación online, explica las nuevas tendencias en la capacitación corporativa para mejorar la productividad del equipo de trabajo de acuerdo a sus necesidades:

– Desarrollo de habilidades: Este método de capacitación mejora las habilidades de los empleados a través de conferencias, ejercicios, cursos, videos, podcasts, asignaciones individuales o grupales, etc. Este training puede llevarse a cabo de manera virtual o presencial.  Cada organización tiene diferentes necesidades, así que se deberá adaptar el mejor modelo de training. Por ejemplo, una formación presencial puede ser más útil para enseñar un proceso industrial complejo. Mientras que los empleados que estén desarrollando sus habilidades blandas, puedan acceder a una capacitación virtual.

–  Rotación de puestos de trabajo: Los empleadores pueden dar la opción a sus empleados de cambiar sus funciones cada cierto tiempo. Esto permite que el colaborador pueda conocer mejor las distintas áreas de la empresa, además de adquirir habilidades adicionales. El objetivo es rotar las tareas y los roles para aprender algo nuevo.

–  Actualización de “Job Description”: La descripción de las funciones del empleado no puede ser un documento estático, debe estar en constante actualización para ayudar al colaborador a crecer profesionalmente mediante nuevas responsabilidades que mejore su liderazgo. Cada líder de equipo debe trabajar con los empleados para comprender dónde desean mejorar y luego encontrar nuevas funciones para que ellos desarrollen los skills necesarios. 

–  Coaching: Implementar una estrategia de coaching, ayudará a los trabajadores a capacitarse más rápido. El coaching fomenta la mejora de habilidades y el autoconocimiento. Hay que tener en cuenta que este método está centrado en conseguir objetivos. 

–  Mentores: El mentoring es una metodología que tiene como propósito desarrollar el conocimiento de las personas, a través de la experiencia. El mentor estimula, desafía y guía al empleado a potenciar sus capacidades para lograr los objetivos que se plantean. A comparación del coaching, la mentoría no es evaluativa. Igualmente, cuando a un empleado se le asigna un mentor, el colaborador es quien establece los objetivos y en qué quiere trabajar o necesita ayuda. 

–  Talleres de trabajo: Este método permite que los trabajadores puedan interactuar con compañeros dentro de la organización y profesionales externo.

– Línea de carrera: Al ingresar a una empresa, uno de los objetivos más importantes para un profesional es asumir roles de liderazgo. Para ello, es necesario que el departamento de recursos humanos desde el momento en que el trabajador se incorpora a la empresa, discuta cuáles son los objetivos del colaborador y sus aspiraciones profesionales. Al tener esta información, se podrá desarrollar una hoja de ruta que mapee los objetivos que debe cumplir el empleado para ascender en la compañía. Asimismo, es necesario identificar las habilidades que se deben potenciar y las que se necesitan aprender desde cero. 

Top
A %d blogueros les gusta esto: