Estás aquí
Portada > Artículos > Crecimiento exponencial en tiempos de crisis

Crecimiento exponencial en tiempos de crisis

Por: Ernesto Cortes, director ejecutivo en BNI Perú

Desde hace unos años el crecimiento exponencial -y las organizaciones que lo logran- son objeto de observación y estudio. Por definición, una organización exponencial es aquella que crece 10 veces más rápido que sus competidores del sector, por ejemplo algunas organizaciones con crecimiento exponencial son Amazon, Airbnb y Tesla, ya que si vemos el crecimiento de sus ventas en un gráfico, se asemeja un bastón invertido o “palo de Jockey”.

En todos los casos son empresas que han entrado en un negocio que ya existía -venta de libros, hospedaje y automóviles-, pero que han utilizado la tecnología para mejorar y personalizar las ofertas, para no utilizar activos o para cambiar la oferta de valor. Una guía para entender qué las hace diferentes y para aspirar a construir una organización exponencial, la encontramos en el libro “Organizaciones Exponenciales” de Salim Ismail. Su lectura es imprescindible.

En este libro podemos identificar las siguientes características de estas organizaciones:
• Tienen un propósito fuerte, masivo y trascendente.
• Han diseñado su propio sistema de información de desempeño con indicadores que le permiten iterar y mejorar rápidamente. En muchos casos en tiempo real y de manera automática.
• Tienen equipos de trabajo con posibilidad de decisión, independencia de toma de decisiones, libertad para experimentar a pesar de equivocarse y posibilidad de rápida expansión o contracción según la tarea o proyecto.
• Hacen uso inteligente de la tecnología de manera colaborativa y escalable.
• Crean comunidades a su alrededor.

Es mucho más sencillo leer o escribir sobre las organizaciones exponenciales que crear una. Ni hablar del reto de convertir una organización tradicional ya existente. Sin embargo, las circunstancias actuales han hecho de catalizador para acelerar transformaciones y cambios que hace diez meses considerábamos imposibles. Sin otra alternativa, muchísimas empresas han dado pasos hacia la flexibilización de sus equipos de trabajo, a aplicar tecnologías que no conocían, crear procesos escalables y replicables y a perder el miedo a fallar en el camino.

Estamos ante la posibilidad de acelerar estos cambios y de pasar de un estado de adaptación para sobrevivir, a uno de evolución para crecer. Los primeros pasos los hemos dado, nos lanzaron al agua y estamos flotando. Toca empezar a nadar, a remar sin miedo.

Tengo la suerte de ser parte de una organización que ha tomado este rumbo. BNI es la organización de Networking comercial más grande del mundo. Hoy sus procesos se han adaptado, cuenta con un propósito transformador y masivo; “Cambiar la manera en que el mundo hace negocios”, tiene procesos escalables, sistemas de indicadores de gestión y construye comunidades colaborativas.

Ser parte de una organización donde se logran estos cambios, nos hace ver que es posible.

Top
A %d blogueros les gusta esto: