Estás aquí
Portada > Empresarial > COVID-19: ¿Cuáles son los retos y nuevas oportunidades que enfrenta la industria minorista a nivel mundial?

COVID-19: ¿Cuáles son los retos y nuevas oportunidades que enfrenta la industria minorista a nivel mundial?

Lima. Actualmente, la economía mundial se ve afectada ante la pandemia por el virus COVID-19. A pesar de ello, de acuerdo al informe Respondiendo a la crisis y al comportamiento cambiante del consumidor realizado por KPMG, se identifica que el impacto no ha alterado de la misma manera a los diversos mercados minoristas en el mundo.

Mientras que los centros comerciales, restaurantes y almacenes han recibido un fuerte golpe; las tiendas comunitarias emergentes y las tiendas en línea han aumentado su volumen comercial, así como han captado nuevos clientes.

A pesar de este incierto escenario, las marcas, los distribuidores y los minoristas se encuentran ante nuevos desafíos en la cadena de suministros, debido a factores como los controles de tráfico, las relaciones con proveedores interprovinciales y la limitación en la capacidad de entrega.

Mediante este informe, KPMG indica que las crisis pueden dar lugar tanto a retos como nuevas oportunidades; esto para el sector retail involucra una remodelación y transformación de la industria. Sobre ello, da una serie de consejos:

  • En primer lugar, es necesario una gestión estricta sobre costos en todas las áreas del negocio que no generan ingresos, así como flexibilidad en el control de costos laborales y de alquiler. Además, este momento es una clara oportunidad para que las grandes marcas y minoristas forjen relaciones a largo plazo, ayudando así a empresas de producción y de comercialización.
  • Es urgente que las empresas tengan ya definidas las operaciones que realizarían en la cadena de suministros para una efectiva recuperación económica. En el caso de la demanda, se espera un crecimiento “compensatorio” para el primer trimestre; mientras que en la oferta, las mypes relacionadas a la producción pueden cerrar sus negocios debido a un flujo de efectivo insuficiente en los primeros meses de cuarentena. Frente a ello, se espera que las empresas minoristas alineen con los proveedores sus cronogramas de producción y suministro para la segunda mitad del año.
  • Finalmente, establecer mecanismos de prevención de riesgos. Los minoristas deben colaborar con el gobierno, las comunidades, los bancos y los hospitales para establecer un mecanismo de emergencia que pueda ayudar a proteger la vida de las personas.

En el caso de Perú, el escenario para los minoristas depende mucho de las indicaciones impuestas por el Gobierno Central, en torno a la desgravación fiscal y el acceso a préstamos que contribuyan a la recuperación de las empresas.

Al respecto, Mariano Zegarra, socio de Advisory de KPMG en Perú, comenta lo siguiente: La capacidad de resiliencia y recuperación de los minoristas no sólo dependerá del apoyo fiscal y préstamos del gobierno, sino también de su velocidad de adaptación a esta nueva normalidad, sobre todo en la adopción de nuevas tecnologías y modelos de negocio.

De igual manera, en línea con la tendencia del desarrollo comercial a largo plazo, KPMG indica que las empresas pueden fortalecer sus “capacidades internas” a través de las siguientes iniciativas:

  • Desarrollar capacidades de marketing “omnicanal” y de venta minorista digital. Es una oportunidad para que los minoristas adopten la tecnología y mejoren las capacidades de sus empleados, a fin de capitalizar las oportunidades presentadas por la inteligencia artificial y revolución digital.
  • Planificar el futuro de las tiendas físicas. Las empresas deben priorizar las buenas relaciones con sus públicos y capacitar a sus empleados, a fin de redistribuir el talento hacia los puestos digitales.
  • Acelerar la integración de diferentes formatos y categorías. Esto permite una mayor personalización y ayuda a los consumidores.
  • Mejorar la red de la cadena de suministro y asegurar que todos los productos tengan más de dos proveedores. Esta acción no solo garantiza que las plantas tengan planes de contingencia, sino que también impulsa la reestructuración de la industria.
  • Garantizar que las decisiones que sean tomadas durante la crisis se integren al plan táctico de negocios de la empresa. Las acciones efectivas se construyen con una visión estratégica y se conectan a toda la organización.
Top
A %d blogueros les gusta esto: