Estás aquí
Portada > Especiales > COVID-19: ¿Cómo hablar con los niños sobre la pérdida de un ser querido?

COVID-19: ¿Cómo hablar con los niños sobre la pérdida de un ser querido?

Lima, Perú.-. El duelo es una experiencia muy difícil para cualquier persona, sobre todo en un contexto tan complejo como la pandemia que vivimos hoy a causa del coronavirus. Para los niños puede ser aún más complicado pues, dependiendo de su edad, podrían no comprender realmente lo que significa la pérdida de un ser querido o la gravedad de la situación que vivimos.

Por ello el camposanto Parque Del Recuerdo, a través de sus redes sociales realiza diferentes charlas con profesionales que nos orientan, entre diversos temas, como es la mejor manera de afrontar esta difícil situación con los niños, tomando en cuenta su edad. Los niños menores de cinco años tal vez no entiendan aún por qué no van a la escuela y por qué sus padres están en casa. Si un familiar ha fallecido, podrían no comprender qué es la muerte ni darse cuenta de que este será un cambio permanente en su círculo cercano.

Especialistas del camposanto católico Parque del Recuerdo coinciden en que, para niños tan pequeños, lo mejor es recibir explicaciones claras y sencillas, sin eufemismos, pero dadas de manera delicada. También es aconsejable evitar frases como “ya está descansando” o “se ha ido al más allá”, pues lo más probable es que no las entiendan.

Por su parte, los pequeños de 6 a 11 años suelen comprender mucho mejor lo que sucede y son muy curiosos. Se suele creer que es preferible ocultarlo o distraer al niño para que no piense en la pérdida, pero a la larga esto puede ser contraproducente.

Tras recibir la noticia, es recomendable dejar que expresen su tristeza y acompañarlos en el duelo de manera unida y cercana, como una familia. Los niños aprenderán con el tiempo que la muerte y el duelo son partes de la vida. Pero para ello, necesitarán del apoyo, paciencia y comprensión de sus familiares.

En este contexto y de acuerdo a la edad lo ideal sería preparar, junto a los pequeños, una ceremonia de despedida, que puede ser una oración, una carta, a modo de homenaje a la persona que partió. Hoy, las circunstancias impiden despedirse de un ser querido con una ceremonia tradicional. Por eso es importante buscar la manera de dar este último adiós simbólico.

Finalmente, los padres de familia deben recordar que también tienen derecho a atravesar su propio duelo y no es su obligación ocultar su tristeza frente a una pérdida, como suele hacerse para “proteger” a los pequeños. Es importante enseñar a los niños cómo sobrellevar un sentimiento difícil, incluso si es una emoción muy dolorosa.

Top
A %d blogueros les gusta esto: