Corrige malos hábitos de higiene dental que afectan la sexualidad y no te das cuenta 

Por: Grisel García / Comunicadora social

La falta de higiene en los dientes es una problemática que no solo complica la boca, puede afectar la salud sexual. Por la ausencia de buena limpieza en la zona se transmiten enfermedades que van más allá  de la fiebre y la diarrea.  

De acuerdo con la odontóloga Mayra Dubén, quien posee más de una  década de experiencia, “la principal forma de transmisión de las ETS — Enfermedades de Transmisión Sexual— de la boca se da a través del  contacto con los fluidos corporales (…)”.  

Mayormente, “(…) la presencia de úlceras en la boca permite que los  fluidos de los genitales de una pareja infectada entren al cuerpo, donde da inicio una infección localizada. Las enfermedades también se pueden  transmitir de la boca de una persona infectada a los genitales de su  pareja (…)”, argumenta. 

Riesgos de practicar sexo oral sin higiene en los dientes  

Aunque diversas personas le restan importancia a la salud bucal, esta resulta primordial para preservar la salud en general, incluyendo el  bienestar sexual.  

“En el sexo oral, cuando la boca entra en contacto con lesiones genitales  activas, por ejemplo: verrugas, úlceras, supuración, entre otras, muchas  de las lesiones por infecciones de transmisión sexual no duelen, sífilis o verrugas por Virus Papiloma Humano —VPH —”. 

Existen, explica la especialista, “otras lesiones que sí son dolorosas  como los herpes, gonorrea o tricomoniasis. Por eso, es fundamental que cada uno se responsabilice de su propia salud. También, es importante  que como pareja se ayuden para evitar el desequilibrio en el ámbito  sexual.» 

Síntomas de las ETS en la boca  

Hay enfermedades sexuales que presentan síntomas en la boca,  afectando directamente la salud bucodental.  

“La gonorrea es una infección bacteriana que afecta, principalmente, las  mucosas del aparato genital y urinario; sin embargo, puede afectar  también al resto. Entre ellas: las mucosas orales”.  

Aparte, “puede presentar dolor y ardores en la zona de la garganta, inflamación de las glándulas y un enrojecimiento de la zona con  manchas blancas”, aclara la doctora.  

“El herpes simple, tipo uno, está asociado principalmente a las llagas en  la boca. El herpes simple, tipo dos, a las lesiones genitales, ambos pueden contagiarse de una zona a otra; practicar sexo oral puede  propagar el VHS-1 a los genitales y el VHS-2 a la boca.”. 

Agrega: “Entre los síntomas podemos encontrar llagas y ampollas en la  boca de diversos tonos con un líquido en el interior que, cuando  explotan, provocan dolor” en la cavidad bucal y en la garganta. 

“El Virus del Papiloma Humano (VPH) es una enfermedad de transmisión sexual formada por un grupo de virus que pueden provocar desde  verrugas en distintas partes del cuerpo hasta cáncer en los casos más graves, también el oral”, destaca.  

En la misma medida, “la sífilis es una infección muy común. En cuanto a los síntomas orales de la sífilis encontramos, en primer lugar, pequeñas llagas por cualquier superficie de la cavidad oral, que van creciendo hasta convertirse en llagas voluminosas abiertas y pueden ser de  diversos tonos”.  

Prevención

Debido al panorama de las ETS, “es importante realizarse todas las  pruebas necesarias y visitar al dentista con regularidad”, sugiere. 

“Si vas a mantener un encuentro íntimo con tu pareja debes seguir el  buen hábito de cepillar los dientes para tener una sensación agradable”, primeramente. 

No obstante, “debes hacerlo horas antes de tener intimidad. Evita realizar tu rutina de higiene justamente minutos previos al acto sexual,  dado que la fricción del cepillo e hilo dental puede colocar débil la zona, volviéndose vulnerable al contagio de ETS en ese momento”. 

“El contacto entre boca y genitales puede favorecer la aparición de una o, incluso, más ETS; un simple toque con la piel de alguien con una lesión puede potenciar la transmisión” de forma rápida. 

En el caso de los hombres, los líquidos preseminales y el semen “pueden contagiar a una persona que esté dando estímulo oral”,  advierte. 

La salud dental es importante en todos los aspectos de la vida y en la  sexualidad no es la excepción; los malos hábitos hay que dejar en el  olvido. 

“Es vital la higiene antes y después del sexo oral, la correcta higiene  dental de la pareja, usar un enjuague bucal, y visitar al odontólogo si se presenta alguna molestia o lesión, a fin de prevenir infecciones”, zanja la profesional en odontología, Mayra Dubén.