Estás aquí
Portada > Actualidad > Salud > Consejos para un uso responsable de antibióticos: lo que se debe y no se debe hacer

Consejos para un uso responsable de antibióticos: lo que se debe y no se debe hacer

Lima.- El uso inadecuado de los antibióticos es una de las principales amenazas en materia de salud pública a nivel mundial, regional y nacional, debido a que propicia la aparición de resistencias bacterianas, lo cual impide que el antibiótico elimine los microbios objetivo y, por el contrario, continúan multiplicándose, causando la muerte de miles de personas.

Según cifras de la organización Mundial de la Salud (OMS), unas 700 000 personas, a nivel mundial, mueren cada año por infecciones resistentes a los antimicrobianos. Asimismo, los expertos estiman que hacia el año 2050 la cifra de fallecimientos por la resistencia a los antibióticos llegue a diez millones cada año, convirtiéndose en la primera causa de muerte.

Por lo que es necesario concientizar sobre el uso correcto de los antibióticos, “la medicación debe ser indicada por un profesional de la salud. Lo más idóneo es que ningún fármaco debe ser tomado sin la indicación de un médico, ya que las personas deben recibir un diagnóstico y tratamiento personalizado, la cantidad de antibióticos que puedan consumir al día dependerá de la indicación médica que estará sujeta a ítems como antecedentes patológicos, enfermedad actual, edad, etc.”, afirma al respecto, la Lic. Luz Zapatero, docente de la carrera de Enfermería en el Instituto Carrión.

Asimismo, la especialista, en el marco de la Semana Mundial de Concientización sobre el Uso de los Antibióticos brinda las siguientes recomendaciones:

  1. No ingieras un antibiótico sin receta médica. A pesar de que en nuestra cultura la automedicación se ha convertido en algo natural, esta trae grandes consecuencias. Un antibiótico que te fue útil alguna vez no tiene por qué serlo ahora, la bacteria puede ser distinta, aunque tengas síntomas similares, lo recomendable es que siempre acudas a un médico antes de ingerir un antibiótico.
  2. Cumple con las indicaciones de tu médico. No trates de interrumpir el tratamiento, pues esto también es un factor que puede producir resistencia bacteriana. Cumple con la dosis indicada en los horarios y periodo establecido, a pesar de que antes de tiempo sientas una mejoría.
  3. No dejes que te den otro medicamento que no esté indicado en la receta médica. Exige al farmacéutico que te brinde lo recetado por tu médico, ya que cada bacteria es atacada por un antibiótico apropiado. El uso innecesario de antibióticos de amplio espectro también puede generar resistencias.
  4. Recuerda que solo son para infecciones causadas por bacterias. Los antibióticos no deben ser utilizados frente infecciones ocasionadas por virus, por ejemplo, una gripe, ya que no hará que mejores, por lo contrario, solo generarás mayor resistencia antimicrobiana.
Top
A %d blogueros les gusta esto: