Estás aquí
Portada > Actualidad > Salud > Conoce por qué automedicarse es peligroso

Conoce por qué automedicarse es peligroso

Lima.- En nuestro país, la automedicación es una costumbre frecuente. Este mal hábito puede complicar seriamente el cuadro del paciente y, en casos extremos, provocar la muerte. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que automedicarse es adquirir un fármaco sin la prescripción de un médico tratante. El doctor Julio Cachay, especialista en medicina interna de la Clínica Ricardo Palma, explica 6 razones para abandonar esta peligrosa práctica.

  • Enmascaramiento de enfermedades. Al disminuir los síntomas, algunos fármacos dificultan el diagnóstico de la afección. Por ejemplo, los antiespasmódicos alivian los cólicos abdominales y retardan el tratamiento quirúrgico en caso de apendicitis. Pérdida de tiempo valioso para el tratamiento y recuperación del paciente.
  • Adicción. Ciertos fármacos pueden provocar dependencia como los antitusivos (fármacos para disminuir la tos) con codeína, sin que la persona se percate. Aquí radica la importancia de pasar por consulta médica y no dejarse llevar por las recomendaciones de un amigo o familiar.
  • Todos los medicamentos, incluso aquellos de venta libre pueden generar efectos secundarios. En ocasiones, las reacciones adversas son más incómodas que los propios síntomas de la afección (alergias, intoxicaciones, entre otras), incluso pueden disminuir los efectos de otras medicinas, si se trata otras afecciones.
  • Cuadros graves. Al tomar antibióticos sin control puede generar resistencia bacteriana. Los microorganismos al estar expuestos constantemente al medicamento mutan y desarrollan mecanismos de defensa. Esto ocasiona la pérdida de su eficacia y es necesario el empleo de antibióticos más potentes.
  • Falta de efectividad debido a condiciones inadecuadas. La elección de la medicina debe tener criterios clínicos. Existen cuadros que pueden ser confundidos por las personas con malestares previos y bajo este criterio tomar pastillas que no deberían. Por ejemplo, tomar antibióticos para tratar procesos virales.
  • Puede dañar sus órganos. La dosis de la medicina debe ser calculada por el doctor en la consulta. Si es muy baja no da resultados; si es alta puede tener serias consecuencias, en especial, si se sufre de enfermedades crónicas.

La automedicación es un hábito peligroso, en especial, si se ingieren antibióticos. Esto puede causar una epidemia de súper bacterias, según lo advierte la OMS. No tome medicamentos a la ligera: el remedio puede resultar peor que la enfermedad. Ya está advertido.

Top
A %d blogueros les gusta esto: