Conoce los desafíos de las mujeres y niñas en la tecnología

En un mundo cada vez más digitalizado, el liderazgo femenino en el campo de la tecnología es esencial para el progreso y la innovación. Sin embargo, según los estudios del Instituto de Estadística de la UNESCO, las mujeres solo representan el 30% de los investigadores científicos a nivel mundial. Además, las niñas y mujeres enfrentan una desventaja significativa, con cuatro veces menos probabilidades que los hombres de adquirir las competencias digitales básicas, cruciales para el futuro.

En el contexto peruano, esta brecha es aún más notable, y es imperativo que las instituciones académicas y la sociedad en general trabajen para reducirla. Según datos proporcionados por Concytec, el Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica, sólo el 34% de los investigadores registrados en Perú son mujeres. Además, el 65% de estos investigadores se concentran en la ciudad de Lima.

«El empoderamiento de las mujeres en la tecnología no solo es una cuestión de equidad de género, sino también una necesidad para impulsar la innovación y el progreso en nuestra sociedad», comentó Xania Pantoja, gerente general en ZeroQ. «Es hora de derribar las barreras que limitan la participación de las mujeres y niñas en la tecnología y crear un entorno inclusivo que fomente su desarrollo y liderazgo.» resaltó. 

El acceso equitativo a la educación y las oportunidades en el campo de la tecnología son fundamentales para cerrar esta brecha de género. Es fundamental que se tomen medidas para fomentar el interés y la participación de las mujeres y niñas en las disciplinas STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) desde una edad temprana.

«Es fundamental que nosotras como mujeres resaltemos los logros, aciertos y aprendizajes de nuestras colegas, ya que en este rubro vamos a ser nosotras quienes marquemos una pauta para las siguientes generaciones » comentó Pantoja, además resaltó que “las mujeres y las niñas aportan una perspectiva única y valiosa a la innovación tecnológica, y su participación activa es esencial para el desarrollo sostenible y equitativo de nuestra sociedad».

Actualmente en el país, y de acuerdo al ranking elaborado por PAR se evidencia cómo las mujeres van cobrando cada vez más espacios en altos cargos empresariales, pues para el  2021 representaban 23% de los puestos de CEO, ahora ese número aumentó hasta 50%. De igual manera, las mujeres en el primer nivel aumentaron su presencia de 36% hasta 44%.