Estás aquí
Portada > Actualidad > Conoce cuán importante es el lavado de manos para prevenir enfermedades

Conoce cuán importante es el lavado de manos para prevenir enfermedades

Lima, Perú.-. En tiempos de pandemia una de las acciones claves para la prevención de contagios de COVID-19 ha sido el lavado de manos, lo cual debe ser un hábito que todos debemos aprender desde niños y realizar constantemente en nuestra vida diaria. Usar un jabón para lavarse las manos es más eficaz que usar agua sola, ya que los agentes tensioactivos del jabón levantan la suciedad y los microbios de la piel. Asimismo, las personas tienden a fregarse las manos más cuidadosamente cuando usan jabón, lo que ayuda a eliminar aún más los microbios.

En ese sentido, en el marco del Día Mundial del Lavado de Manos, que se celebra cada 15 de octubre, se busca seguir promoviendo y concientizando a la población de que un poco de agua y jabón pueden salvar muchas vidas. De esta manera, Magaly Blas, profesora de la Facultad de Salud Pública y Administración de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) y directora del programa Mamás del Río, comenta algunos detalles del lavado de manos que quizás muchas personas no conocen. 

Lavarse las manos es un hábito que se debe practicar desde niños. El lavado de manos es una de las medidas más importantes para la prevención de enfermedades, sobre todo, en tiempos de pandemia. Se estima que solo el 19% de las personas en el mundo se lava las manos después de ir al baño. Lo recomendable es crear el hábito de lavarse las manos desde niños. De esta manera, se previene 1 de cada 3 casos de diarrea en niños y 1 de cada 5 casos de infecciones respiratorias en el mundo. Anualmente 1.8 millones de niños mueren a causa de la diarrea o infecciones respiratorias como neumonía. Además, el lavado de manos evita hasta en 60% el ausentismo escolar a causa de infecciones al estómago.

Tenemos que aprender a lavarnos bien las manos. Podemos seguir una serie de pasos. Mojarse las manos y aplicar suficiente jabón para cubrir toda la mano; frotar las palmas entre sí; frotar la palma de la mano derecha contra el dorso de la mano izquierda entrelazando los dedos y viceversa; frotar las palmas de las manos entre sí con los dedos entrelazados; frotar el dorso de los dedos de una mano contra la palma de la mano opuesta, manteniendo unidos los dedos; rodeando el pulgar izquierdo con la palma de la mano derecha, frotarlo con un movimiento de rotación, y viceversa; frotar la punta de los dedos de la mano derecha contra la palma de la mano izquierda, haciendo un movimiento de rotación, y viceversa, luego, enjuagar las manos. 

Todo el proceso de lavado de manos dura entre 40 y 60 segundos y el proceso del frotado de las manos debe durar al menos 20 segundos. Si no se cuenta con reloj, se puede tararear dos veces la canción de «Feliz cumpleaños» de principio a fin. La evidencia indica que lavarse las manos durante este tiempo elimina más microbios de las manos que lavárselas durante periodos más cortos. 

Hay momentos claves para lavarse las manos. Las personas deben tener mucha atención para realizar el lavado de manos cuando realizan diversas actividades.

  • Antes, durante y después de preparar alimentos.
  • Antes de comer.
  • Antes y después de tratar una cortadura o una herida.
  • Antes y después de cuidar a alguien en su casa que tenga vómitos o diarrea.
  • Después de sonarse la nariz, toser o estornudar.
  • Después de ir al baño.
  • Después de tocar la basura.
  • Después de cambiar pañales o limpiar a un niño que haya ido al baño.
  • Después de tocar a un animal, alimento para animales o excrementos de animales.

    En el contexto de la pandemia por el COVID-19 es crucial lavarse las manos.
  • Después que hemos estado en un lugar público y tocado alguna superficie que ha sido tocada por otras personas como manijas de puertas, mesas, carritos de compras o pantallas.
  • Antes de tocarnos los ojos, nariz o boca porque así es como los gérmenes entran a nuestro cuerpo. 
  • Se pueda usar desinfectante de manos cuando no se tenga agua y jabón. Lavarse las manos con agua y jabón es la mejor forma de eliminar los microbios en la mayoría de las situaciones. Si no se tiene agua y jabón, se puede usar un desinfectante de manos que contenga al menos 60% de alcohol, lo cual se evidenciará leyendo la etiqueta del producto. Los desinfectantes pueden reducir rápidamente la cantidad de microbios en las manos en muchas situaciones, sin embargo, no eliminan todos los tipos de microbios. Cabe precisar que es posible que los desinfectantes de manos no tengan la misma eficacia si las manos están visiblemente sucias o grasosas.

De acuerdo con Magaly Blas, especialista en salud pública de la UPCH, las personas se tocan con frecuencia los ojos, la nariz y la boca sin siquiera darse cuenta. Los gérmenes pueden entrar al cuerpo a través de los ojos, nariz, boca y por ello vienen las enfermedades. A través del lavado de manos podemos prevenir las infecciones, lo cual es aún más importante en tiempos de pandemia. Es relevante resaltar que luego del lavado, las manos deben secarse con una toalla limpia. Los microbios pueden transferirse más fácilmente con las manos mojadas, por ello es esencial hacerlo.

Top
A %d blogueros les gusta esto: