Estás aquí
Portada > Vida y Estilo > Conoce a “Santa Calata”, el sello peruano que transforma tesoros vintage en reciclaje para el cuerpo

Conoce a “Santa Calata”, el sello peruano que transforma tesoros vintage en reciclaje para el cuerpo

CALATA” proviene de un vocablo quechua que significa “desnudo”, y santificar el desnudo es precisamente lo que Pamela Calderón –aka Lakul Delhood, busca con SANTA CALATA. La fundadora y diseñadora peruana detrás de esta marca sin género con sede en Chicago, explora el concepto de la desnudez mediante la deconstrucción de indumentaria. 

La firma convierte tesoros vintage en prendas atemporales e innovadoras, con piezas recreadas enteramente a mano y procesos creativos singulares. Todo empezó con la donación de ropa antigua de sus abuelos, prendas que contaban con recuerdos enterrados. De esta manera, cada pieza de SANTA CALATA cuenta con una historia entre sus fibras, historias de ella misma y de su comunidad que quieren ser gritadas. 

Si bien SANTA CALATA es ética, consciente y slow fashion; la firma transgrede desde el imaginario estereotipado de lo que usualmente se conoce como una marca sustentable. La marca peruana nace además, como instrumento de transgresión a la sexualidad establecida por la sociedad. Es así que, a través de piezas reconstruidas a base de cuero, puffer, cashmere y entre otros elementos que juegan con los cuerpos y la expresión de género, es que su creadora logra crear prendas sin género con un sistema interno que abarca más de una talla a la vez, estableciendo una postura social de total inclusión. 

SANTA CALATA nació en medio de una crisis social, cultural, económica y, sobre todo personal. Para Pamela no existió otra opción más que desnudarse frente al espejo y conversar consigo misma, cayendo en cuenta que durante todo su crecimiento la desnudez había sido considerada un tabú. “Algo muy transgresor para ser visto”, ella explica. Sin embargo, a pesar de lo elemental que suene, en realidad hay pocas fuentes de inspiración en la moda tan complejas como la desnudez. 

Para la diseñadora, ésta promueve la libertad de mente, cuerpo y alma. Por ende, pretende que la firma sea un complemento que dialogue con el desnudo

Depop se convirtió en el escaparate perfecto para exhibir por primera vez sus creaciones, ya que le permitió expandirse a un público nuevo, creando una comunidad que busca acompañar esta liberación. Es así que, la firma quiere ser el medio contextual por donde se hable lo que no se permite.

Top
A %d blogueros les gusta esto: