Estás aquí
Portada > Noticias > ¿Cómo saber si eres una persona es prediabética?

¿Cómo saber si eres una persona es prediabética?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la diabetes es una enfermedad persistente y crónica que afecta al 30% de la población adulta mundial. Sin embargo, esta condición puede prevenirse si se detecta a tiempo o en la etapa de la prediabetes.

Cuando se detecta la diabetes en el organismo, hablamos de un defecto en la producción de insulina, la hormona que encarga de aprovechar los nutrientes, lo que genera que los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre se eleven.

Si bien la mayoría de los casos de diabetes tiene un origen hereditario o familiar (tipo 1), existen otros casos relacionados a los malos hábitos alimenticios (tipo 2).

De acuerdo al endocrinólogo, Dr. Walter Ponciano, la prediabetes es una alerta que nuestro organismo nos brinda respecto a un posible origen de diabetes:

“No es una enfermedad, es una etapa previa a la diabetes, más o menos entre 8 a 10 años antes de su aparición, en donde hay mucha producción de insulina y ese exceso ordena al cerebro a comer dulces y harinas, genera apetito y ansiedad constantemente”.

Uno de los primeros signos de la prediabetes es el oscurecimiento en diferentes zonas del cuerpo, como el cuello y los nudillos (frecuente en los niños), los codos, la axila o la ingle. El siguiente signo es empezar a ganar peso.

En cambio, más allá de la glucosa elevada, los síntomas más comunes de una persona que ya padece de diabetes mellitus son los siguientes:

Pérdida de peso involuntariamente

Pérdida de sensibilidad en los pies o sensación de hormigueo

Sed intensa

Ganas de orinar con frecuencia

Apetito voraz o ansiedad

Cansancio o fatiga

Visión defectuosa

¿Qué hábitos pueden producir diabetes?

Como lo explica en el video el Dr. Augusto Saldarriaga, los malos hábitos de una persona propensa a padecer de diabetes están relacionados al exceso de harinas y dulces, la falta de ejercicio y el estrés.

Además, esta enfermedad si no es tratada a tiempo puede complicar la funciones normales de nuestro organismo, provocando cegueras, insuficiencia renal, problemas vasculares en las piernas y complicaciones cardiacas.

Top
A %d blogueros les gusta esto: