Estás aquí
Portada > Actualidad > Salud > ¿Cómo podemos prevenir el cáncer de piel?

¿Cómo podemos prevenir el cáncer de piel?

El cáncer de piel, es la consecuencia más grave de la exposición a la radiación ultravioleta del sol, por eso es importante tomar las medidas de protección correctas para evitar el desarrollo de esta enfermedad que afecta a casi 4000 peruanos y mata a 800 cada año, señaló el Dr. Mauricio León Rivera, director de la Liga Contra el Cáncer, director médico del Centro Detector del Cáncer y Cirujano Oncólogo de la Clínica Ricardo Palma.

Explicó que las radiaciones también pueden ocasionar el envejecimiento cutáneo prematuro, así como manchas en la piel. “Estamos en la estación de verano siendo un momento oportuno para cuidar nuestra piel porque la temperatura va en aumento, con algunos días de intenso calor”, agregó.

Recomendaciones

El especialista aconsejó utilizar ropa de algodón o mejor si tiene protección UV, de manga larga, holgada y preferentemente de colores oscuros, que cubren la mayor parte de nuestro cuerpo además de fomentar el uso de sombreros de ala ancha o gorros con visera, cuyo ancho de ala tenga un mínimo de 7.5 cm para que dé sombra a la cara.

Asimismo, colocarse lentes con filtro UV y, sobre todo, el uso de protector solar con un Factor de Protección Solar (FPS) mínimo de 30 si se tiene una tez morena o de 50 si se es muy blanco, incluso al utilizar la mascarilla y reponerlo cada 2 horas.

También mencionó que una medida que debe adoptarse desde niño es evitar la exposición solar en los horarios que se consideran más peligrosos, es decir entre las once de la mañana y las dos de la tarde donde los rayos ultravioletas (UV) caen más perpendiculares y son más nocivos.

“Las personas que deben tener especial cuidado son aquellas de piel blanca, cabellos rubios y/o ojos claros, además los que tengan antecedentes familiares de cáncer de piel y los bebés menores de 6 meses no deberían ser expuestos al sol”, dijo.

Además, para el cuidado de nuestra piel, es necesario revisar los lunares cada cierto tiempo. Si vemos que cambian de color o de aspecto, debemos acudir rápidamente a un especialista en dermatología para descartar cualquier lesión maligna.

El Dr. León indicó que existen zonas del cuerpo que por lo general no se nos ocurre vigilar, como las plantas de los pies, las palmas de la mano, el cuero cabelludo y las orejas, así como existen otras de difícil acceso visual, como la espalda, pero que no debemos descuidar. La vigilancia estrecha al menos una vez por año es una buena aliada para estar tranquilos.

Top
A %d blogueros les gusta esto: