Estás aquí
Portada > Actualidad > Salud > Cómo Hablar Con Los Niños Acerca De La Vacuna COVID-19

Cómo Hablar Con Los Niños Acerca De La Vacuna COVID-19

Lima.- A partir de la aplicación de la vacuna en adolescentes de 12 a 17 años con comorbilidades, surge una gran conversación para la que quizás los padres no se hayan preparado: cómo hablar con los niños sobre las próximas inyecciones de la vacuna COVID-19.

Con la vacuna COVID-19 de Pfizer ahora aprobada para niños de tan solo 12 años, y posiblemente disponible para niños de 5 a 11 años en los próximos meses, la pediatra Kimberly Giuliano, MD. de Cleveland Clinic, propone una guía para afrontar el proceso de hablar con sus hijos sobre cómo recibir la vacuna: “Es muy importante que los niños comprendan que lo que usted está haciendo por ellos va a ayudarlos a mantenerse saludables y seguros”.

Vacunarse es seguro

“Ya sea la vacuna COVID o cualquier otra vacuna, es realmente importante que los niños comprendan por qué les estamos administrando la vacuna”, dice la Dra. Giuliano. “No les estamos dando la vacuna para ser malos. Estamos administrando la vacuna para prevenir una enfermedad y para que pueda regresar a las actividades y experiencias que más extraña”.

También es la única forma de proteger a los demás. “Vacunar a todos los que los rodean realmente ayuda a prevenir y reducir el riesgo de contagiarnos unos a otros”, comenta la Dra. Giuliano.

Desmienta los rumores

Hay muchos mensajes contradictorios y muchos detractores de las vacunas, y los niños están escuchando sobre ellos, al igual que los adultos.

“Pregúntele a su hijo qué ha oído sobre la vacuna para que sepa cuál es su postura”, sugiere la Dra. Giuliano. «Quizás estén 100% de acuerdo y esta conversación será muy rápida y fácil, o quizás tengan algunas preguntas e inquietudes».

Darles la oportunidad de expresar esas preguntas e inquietudes le permite abordarlas de frente y buscar respuestas que le aseguren a su hijo que está tomando esta decisión por su salud y seguridad.

Hablar de los efectos secundarios

Si alguien en su familia experimentó efectos secundarios negativos por la vacuna COVID-19, o si su hijo conoce a alguien más que los tuvo, es posible que tenga miedo de tener una experiencia similar.

Muchas personas no experimentan efectos secundarios por la vacuna, pero algunas sí; Sin embargo, afortunadamente, esos efectos secundarios suelen ser leves y de corta duración. Incluyen:

  • Dolor de brazo.
  • Fatiga
  • Dolores musculares.
  • Dolores de cabeza
  • Fiebre o escalofríos.

Explíqueles a sus hijos que los posibles efectos secundarios, aunque indeseables, son mejores que contraer COVID-19: “A menudo utilizo la explicación para cualquier vacuna de que la enfermedad es mucho peor que la inyección real o los efectos secundarios que pueden provenir de la vacuna”, comenta la Dra. Giuliano.

Reiterar la seguridad

Los adolescentes mayores pueden tener preguntas sobre la seguridad de la vacuna en sí. Los padres y tutores son los adultos en los que los adolescentes más confían, por lo que puede ayudar a disipar las preocupaciones de sus hijos asegurándoles que la vacuna es segura pues ha sido sometida a pruebas importantes antes de ser aprobada para su grupo de edad.

Después de pruebas y análisis rigurosos, se ha descubierto que las tres vacunas aprobadas por la FDA son seguras y eficaces. Tal es el caso de la vacuna Pfizer que, antes de estar disponible para el público, se probó a fondo específicamente para determinar su seguridad y eficacia en niños de 12 a 15 años.

“Actualmente, los niños reciben exactamente la misma vacuna que los adultos, sin diferencias en términos de dosis o contenido”, explica la Dra. Giuliano. «No hay riesgos adicionales y los niños toleran la vacuna Pfizer de manera muy similar a los adultos en términos de efectividad y seguridad».

Prepárelos para su cita

“La mejor manera de preparar a un niño para la vacuna es hacerle saber qué esperar”, dice la Dra. Giuliano. Hable sobre lo que sucederá el día de la primera cita de vacunación de su hijo (dónde se hará, cómo funcionarán las cosas y cuánto tiempo tomará).

Y aunque puede tener la tentación de darle a su hijo un analgésico antes de recibir la vacuna, la Dra. Giuliano desaconseja hacerlo, ya que reducen la respuesta de anticuerpos del cuerpo: «Para que la vacuna sea más eficaz, es mejor si no interferimos con lo que está haciendo nuestro cuerpo»

Cuénteles sobre su propia experiencia

La Dra. Giuliano motiva a los adultos que ya están vacunados a ser promotores de la vacuna: «Comparta con ellos la importancia de la vacuna: que es segura, eficaz y puede ayudarnos a volver a lo que anhelamos en términos de vida normal».

Top
A %d blogueros les gusta esto: