Estás aquí
Portada > Especiales > ¿Cómo combatimos los estereotipos de género?

¿Cómo combatimos los estereotipos de género?

Lima.- Los estereotipos de género son ideas preconcebidas en nuestra sociedad que indican cómo deberían ser las mujeres y los hombres. Estas creencias, muchas veces fomentadas desde la familia y el colegio, van marcando los supuestos roles que han de desempeñar tanto hombre como mujer en la sociedad en la que pertenecen.

Además de la educación en casa o fuera de ella, los medios masivos y las marcas continúan jugando un rol relevante en la construcción y mantenimiento de los estereotipos de género, en particular en la publicidad.

Y es que hasta el día de hoy, en numerosas ocasiones, las mujeres son representadas en la publicidad principalmente en el ámbito del hogar, exhibiéndolas muchas veces como seres emocionales, dulces, románticas, sacrificadas y físicamente vulnerables.

“Las consecuencias de esto se relaciona con la creencia que los roles de género son naturales e inalterables, encasillando a la mujer en la emotividad y al cuidado de los otros, es decir, muchas veces acotado a un rol de madre. Los estereotipos de género son peligrosos porque pueden generar relaciones inequitativas y tratamientos injustos en contra de aquellos que deciden cuestionar la naturalidad de la relación de género”, señala María Inés Gutiérrez Eguren, Magíster en Psicología de la Educación y Desarrollo Humano.

Para la especialista, la exposición de estos estereotipos de género en medios masivos lleva a que los hombres se les niega la posibilidad de ser abiertos en las relaciones interpersonales, aprendiendo erróneamente que estas características que se les atribuyen a las mujeres los hace perder su masculinidad, cuando deberíamos entender que existen nuevas masculinidades.

Gutiérrez Eguren afirma que para enfrentarnos a este tipo de estereotipos de género es necesario darle paso a nuevas representaciones de los hombres y las mujeres en la familia, en la educación y en la publicidad.

“Recordemos que es la publicidad una de las principales perpetuadoras de los estereotipos de género, por tanto es una herramienta sumamente efectiva para romper estos patrones, desterrando la idea -por ejemplo- de que hay productos para hombres y otros para mujeres únicamente”, indica la psicóloga enfatizando que todos podemos ser protagonistas del cambio cultural para así, de una buena vez, eliminar la desigualdad de género.

*Fuente: Centro para la Excelencia Docente Uninorte.

Top
A %d blogueros les gusta esto: