Estás aquí
Portada > Especiales > Cinco datos sobre la era Gig Economy

Cinco datos sobre la era Gig Economy

Lima.- El siglo XXI ha cambiado la dinámica del mercado laboral, dando paso a roles de corto plazo o independientes. Esta tendencia, consecuencia de la Gig Economy o Economía Gig, consiste en la contratación de expertos por un corto plazo para impulsar emprendimientos que buscan nuevos caminos de crecimiento.

“Según estudios recientes en USA, el 47% de las empresas afirman que están buscando talento senior temporal para ocupar puestos ejecutivos de gestión y alta experiencia, incluidos los niveles de CEO y jefaturas. Asimismo, el 63% de los ejecutivos a tiempo completo estarían dispuestos a tener empleos a tiempo parcial o temporales”, comenta José Torres-Llosa, socio de Amrop a cargo de Interim Management.

Debido al crecimiento acelerado de este modelo, potenciado por la Covid-19 que generó que algunas empresas tengan menos recursos y existan más ejecutivos disponibles, es importante conocer algunos datos al respecto:

1.  La Economía Gig fue utilizada inicialmente por artistas, conductores y diseñadores web.

2. Este tipo de contratación es más frecuente en las empresas con entornos más flexibles y remotos, como los startups que buscan formas creativas y menos costosas de acelerar su crecimiento.

3. Los roles de nivel ejecutivo temporal más comunes son el coaching y la consultoría basada en proyectos. El coaching o asesoramiento, en particular de CEO, se ha vuelto muy frecuente en los últimos 10 años. La modalidad es la siguiente: el CEO contrata a un entrenador que puede ayudarlo a navegar por nuevas situaciones y desafíos.

4. También a través de este modelo, los ejecutivos son contratados en roles de liderazgo interino mientras la empresa busca una colocación permanente. Esto se debe a que algunos roles requieren más tiempo de búsqueda para encontrar a la persona adecuada, pero es urgente que durante ese tiempo el liderazgo sea asumido por alguien.

5. La Gig Economy es también utilizada por compañías que necesitan directores independientes, o asesores de directorio, cuyas funciones están estrictamente ligadas a las necesidades, tamaño, etapa y estrategia de la firma.

“Ésta es, sin duda, una oportunidad real para que las empresas capitalicen la experiencia de este grupo de talentos, sin contratarlos para puestos de tiempo completo ni a largo plazo. Asimismo, es una puerta que se abre para los ejecutivos que desean contribuir con sus habilidades y experiencia, sin el compromiso de tener que cumplir con una semana laboral de 40 horas”, asegura Torres-Llosa.

Top
A %d blogueros les gusta esto: