Estás aquí
Portada > Actualidad > Cáncer infantil: cuáles son los tipos más frecuentes en el país

Cáncer infantil: cuáles son los tipos más frecuentes en el país

Lima, Perú.-. En Perú, se diagnostican aproximadamente 1800 nuevos casos de cáncer pediátrico, cifra que ha ido aumentando en los últimos años, estando la tasa de curación entre el 30 al 70% según el tipo de cáncer, cifra por debajo a la de países de altos ingresos que se encuentra por encima del 80%.

El término “cáncer pediátrico” se utiliza para designar el cáncer en menores de 18 años, representando entre el 0.5 y 4.6% (1.7% según el Registro de cáncer de Lima Metropolitana) de todas las neoplasias malignas, con una incidencia entre 50 y 200 casos por millón de niños en el mundo. Estimaciones reportan 397,000 casos nuevos de cáncer en niños en el mundo, de ellos solo 224,000 son diagnosticados, quedando un 43% de casos sin diagnóstico ni tratamiento.

“La detección temprana es fundamental para que los niños logren vencer el cáncer, ya que enfermedades en etapas iniciales tienen altas tasas de curación en contraparte con enfermedades avanzadas, además de necesitar tratamiento más intensos y prolongados, con mayor riesgo de secuelas y más costos.” mencionó el Dr. Juan García, Oncólogo Pedíatra de la Clínica Anglo Americana. En ese sentido, el especialista da a conocer cuales son los tipos de cáncer infantil más comunes en el país y algunos de sus síntomas:

* Leucemia: es el tipo de cáncer pediátrico más común en forma global. Afecta a la médula ósea que es el tejido que se encarga de la producción sanguínea, pudiendo detectarse con un hemograma y confirmarse con un estudio de médula ósea. Se caracteriza por palidez, sangrado fácil, infecciones a repetición, fiebre y dolores óseos principalmente. El tratamiento se basa en el uso de quimioterapia, pudiendo lograrse altas tasas de curación.

* Linfoma: es un tipo de cáncer que afecta el sistema linfático (ganglios), su diagnóstico se hace a través de una biopsia del ganglio afectado. Se caracteriza por crecimiento ganglionar progresivo en diversas localizaciones, pudiendo además presentarse fiebre, sudoración nocturna y baja de peso. El tratamiento se basa en el uso de quimioterapia, pudiendo lograrse altas tasas de curación.

* Neuroblastoma: este tipo de cáncer generalmente afecta a los menores de 5 años y suele encontrarse en las pequeñas glándulas ubicadas sobre los riñones (glándula suprarenal). Puede desarrollarse prontamente hacia una enfermedad metastásica, afectando diversas estructuras (ganglios, médula ósea, huesos). Se caracteriza por crecimiento abdominal o de las estructuras afectadas, fiebre y dolores óseos principalmente. Su diagnóstico se basa en biopsia de alguna de las estructuras afectadas. El tratamiento es multidisciplinario, con el uso de quimioterapia, cirugía y radioterapia.

* Nefroblastoma: es el tipo de cáncer de riñón más frecuente en los niños, también se conoce como tumor de Wilms y afecta menores de 5 años con mayor frecuencia. Se caracteriza por crecimiento y dolor abdominal, además de hematuria (sangre en la orina). Su diagnóstico se basa en estudios de imágenes (ecografía, tomografía o resonancia) y estudio de patología del riñón afectado. El tratamiento es multidisciplinario, con el uso de quimioterapia, cirugía y radioterapia, lográndose altas tasas de curación.

* Retinoblastoma: es el tipo de cáncer ocular mas común en los niños, afectando menores de 5 años con mas frecuencia y pudiendo tener una carga genética familiar importante. Se caracteriza por estrabismo (ojo bizco), leucocoria (brillo ocular alterado, mancha blanca), pudiendo presentarse en ambos ojos. Su diagnóstico se puede sospechar con examen de reflejo rojo y confirmado con fondo de ojo por Oftalmólogo. El tratamiento es multidisciplinario, con el uso de quimioterapia (sistémica y/o intraarterial oftálmica) y cirugía (tratamientos locales o enucleación), lográndose altas tasas de curación en etapas iniciales.

* Tumores cerebrales: son el segundo tipo de cáncer mas frecuente en los niños, pudiendo afectar a cualquier edad. Se caracterizan por dolor de cabeza, convulsiones, pérdida de funciones neurológicas (parálisis facial, alteraciones del habla, debilidad de extremidades), náuseas, vómitos, pérdida de conciencia o alteración de la marcha. Su diagnóstico se realiza con estudios de imágenes (tomografía o resonancia) y se confirma con el estudio de patología. Su tratamiento es multidisciplinario con el uso de quimioterapia, cirugía y radioterapia.

Además de estos, que son los más comunes, existen muchos otros tipos de cáncer que pueden afectar a nuestros niños. Por eso, es de suma importancia acudir a controles de niño sano y buscar atención médica en caso de presentar alguna molestia y descartar cualquier enfermedad, oncológica o no.

Recuerda que no debes automedicar ni diagnosticar una enfermedad por alguna molestia que pueda presentar el niño, siempre debes acudir a un especialista para su evaluación y descarte.

Top
A %d blogueros les gusta esto: