Estás aquí
Portada > Especiales > BNI: Ideas a tomar en cuenta en un plan de gobierno

BNI: Ideas a tomar en cuenta en un plan de gobierno

En el marco de las elecciones presidenciales del próximo año, BNI Perú, organización líder mundial en redes y referencias empresariales organizó un conversatorio online donde se abordó las principales ideas a tomar en cuenta en un plan de gobierno que ayuden a potenciar y solucionar los problemas de los diferentes sectores económicos del país.

El evento contó con la participación de Fernando Cillóniz, Ex Gobernador de la Región Ica; Adriana Giudice, Gerente General de Austral Group; Mariela García de Fabri, Gerente General de Corporación Ferreycorp y Susana Eléspuru, ex Presidente del Directorio y CEO de Procter & Gamble para Perú, Bolivia y Ecuador. Entre los temas que abordaron se encuentran los sectores de pesquería, construcción de infraestructura, minería y la generación de empleo.

El sector pesquero es el tercero más importante en exportaciones, genera alrededor de 3 mil 500 millones de dólares de exportaciones al año de los cuales 55% corresponde a productos derivados de la anchoveta y 25% de la pota. “La regulación pesquera debe basarse en ciencia y no en temas políticos. Por ejemplo, para la pesca en el sur tenemos una regulación totalmente anti técnica ya que siendo una geografía totalmente distinta al norte centro se aplica la misma regulación”, señala Adriana Giudice.

En el sur, el zócalo continental no es muy extenso por lo que se debería aprobar la pesca antes de las cinco millas, o crear ventas de penetración que permitan la pesca desde la milla 1.5, dependiendo de los estudios técnicos para no perjudicar a la pesca artesanal. En el Perú, este año la pesca industrial en la zona sur ha sido cero a comparación de Chile que ya van alrededor de las 200 mil toneladas. “Debe existir un trabajo muy estrecho entre el sector público y privado”, añadió Giudice.

En ese sentido, Ferando Cillóniz indicó que la actividad del sector pesquero tiene que ser regulada para no mal explotar este recurso. “Estoy a favor de las instituciones estatales autónomas, blindadas de la política, donde los directores y funcionarios no cambien con las autoridades. Esto nos permitirá normar en la gestión del recurso pesquero”, expresó.

En cuanto a infraestructura se puede apreciar brechas en todas las áreas como en saneamiento, puertos, carreteras, salud, educación y comunicaciones. “Estos meses de pandemia nos han permitido constatar todas las grandes falencias que teníamos. Creemos que es momento de asegurarnos que los peruanos tengamos cada vez mejores servicios”, apunta Mariela García de Fabri.

La ejecutiva también señaló que la construcción de infraestructura genera muchos puestos de trabajo, tiene efectos multiplicadores en la economía, lo cual es muy positivo en este momento que se necesita reactivar la economía del país. El sector privado será fundamental para reducir esta brecha de infraestructura.

“La construcción de infraestructura es el espacio de inversión más evidente para salir del profundo hoyo en el que nos encontramos.  Para lograr buenos resultados en este sector se debe tener una lucha frontal contra la corrupción, simplificación de todos los trámites y transformación digital del estado”, señala Cillóniz.

El Perú es un país minero, se estima que este sector aporta cerca del 10% del PBI, el 10% del impuesto a la renta, representa el 30% de inversión extranjera directa, el 60% de exportaciones y hoy en día se tiene en cartera más de 50 proyectos mineros que pueden representar más de 60 mil millones de dólares en inversión. De acuerdo a Mariela García de Fabri, todavía no se logra un acuerdo nacional que la minería es de todos y para todos.

“Con liderazgo la minería tiene que ser el segundo gran motor que impulse el desarrollo y permita la salida de esta crisis en la que nos encontramos”, expresó Cillóniz.

Según estimaciones en Lima se han perdido alrededor de un millón y medio de empleos a raíz de la coyuntura, siendo los más golpeados por esta situación los jóvenes. En ese contexto, Susana Eléspuru señaló que se promulgan leyes laborales pero no se escuchan a las necesidades de las empresas y esto hace que no se logren los nuevos empleos.

Por terminar, Cillóniz señaló que el empleo se genera por inversión y que la rigidez laboral de la ley general del empleo en los hechos perjudica al trabajador y se puede apreciar en la informalidad que se presenta en el país. “Felizmente tenemos un régimen laboral agrario que en Ica generó pleno empleo y remuneraciones arriba de los salarios mínimos legales. Al final la flexibilidad favorece al trabajador porque previamente favorece a la inversión”, agregó.

Los conversatorios online continuarán desarrollándose gracias a BNI Perú, para mayor información sobre la organización pueden ingresar a www.bniperu.com

Top
A %d blogueros les gusta esto: