Estás aquí
Portada > Gastronomía > Arma una perfecta tabla de quesos y frutos secos

Arma una perfecta tabla de quesos y frutos secos

Lima.- ¿Pensando en armar una tabla de quesos y frutos secos para Año Nuevo? Te presentamos 10 tips para hacerla de una manera linda y deliciosa. Una tabla de quesos y frutos secos te servirá como aperitivo o para ganar tiempo mientras terminas de hacer el resto de la cena.

  1. Antes de acomodar los quesos y frutos secos, selecciona la o las tablas que usarás, de acuerdo a su tamaño o estilo. Lo más adecuado sería contar con una tabla de madera, resistente al corte y que no absorba los olores de los quesos más fuertes.
  2. Para saber qué quesos deberías usar en una tabla, debes tener en cuenta la ocasión y la comida que vendrá luego. Incluye una variedad de quesos de leche (cabra, vaca, oveja), otros más o menos suaves como el Tetilla y Manchego) y otros más o menos duros como el Arzúa-Ulloa y queso de Mahón. Ahora, ¿cómo cortarlos? Si agregarás quesos cilíndricos grandes cuyo diámetro es mayor que su altura, se corta primero en cuñas y luego cada cuña en láminas triangulares. Si cuentas con quesos azules como el Roquefort o el Gorgonzola, debes cortarlos en tacos o en bisel. Y si los quesos son muy grandes como el Gouda o el Emmental, se cortan en tacos o en lonchas finas procurando que se vean los agujeros si los tuvieran.
  3. Debes incluir entre cuatro y ocho tipos de quesos, ya que ofrecen una buena gama para experimentar diversos sabores y mezclar con otros elementos en la tabla. Más de once o doce tipos pueden ser excesivos y agotar, ya que quizá no todos los asistentes quieran probar todos los tipos.
  4. ¡Ahora es el turno de los frutos secos! Recuerda siempre incluir almendras, avellanas, pistachos, nueces, ya sean naturales o tostadas, y lo más frescos posibles.
  5. Agrega frutas frescas en temporada ya que añaden otro matiz muy interesante a la cata, especialmente las uvas, arándanos, albaricoques e higos. Una buena idea es mezclar frutas más dulces y jugosas con las ácidas y crujientes, como la manzana verde y las peras.
  6. Si planeas agregar jamones a tu tabla considera incluir jamón ibérico, chorizo ibérico, salchichón, salami y lomo embuchado, y acomódalos en una esquina.
  7. Si planeas agregar algún vegetal, lo ideal sería que incluyas tomates cherry, bastones de zanahoria o pepino en rodajas.
  8. Complementa tu tabla con mermeladas o compotas que sean caseras o artesanales y de buena calidad. Lo recomendable sería combinar las de sabor ácido, con buena textura y presencia de la fruta original. Otra opción que llevará tu tabla a un certero éxito, sería agregar dulce de membrillo y calabaza confitada. Y si deseas agregarle otros sabores a tu tabla, puedes agregar aceitunas y encurtidos como pepinillos y cebollitas, que deleitarán a tus invitados con la combinación de sabores.
  9. ¿Por qué no armar una tabla de panes junto a la de quesos? Incluye una variedad de pan blanco de miga aromática y corteza crujiente, y un buen centeno, con su miga jugosa y algo ácida. Si te arriesgas y añades algún pan multicereales, con semillas y otro con frutos secos como nueces y pasas, será un éxito seguro.
  10. ¡Ahora es momento de ordenarlos! Primero, coloca sobre la tabla los bowls que llevarán las mermeladas o los encurtidos. Luego de eso, llena los espacios vacíos con los frutos secos. Corta los quesos de diferentes formas y añade los embutidos enroscados o doblados, para que queden más bonitas y no ocupen tanto espacio. Busca que los colores estén equilibrados y bien repartidos, al igual que los quesos, los embutidos, los panes y todo lo demás.

Lo idea para lograr una tabla de quesos exitosa es invertir en contar con elementos de buena calidad y frescos, para respetar sus cualidades y no estropear el sabor al combinarlos. Es mejor apostar por pocas variedades bien presentadas que llenar una tabla con elementos que choquen entre ellos.

Top
A %d blogueros les gusta esto: