Estás aquí
Portada > Empresarial > Al mal tiempo, buena cara: Cómo una cervecera le hizo frente al COVID-19 poniéndose al servicio de los demás

Al mal tiempo, buena cara: Cómo una cervecera le hizo frente al COVID-19 poniéndose al servicio de los demás

Lima, Perú.-. Como consecuencia de la coyuntura del COVID-19, empresas alrededor del mundo han tenido que paralizar sus operaciones, reevaluar sus planes de negocio y preguntarse cuál es el rol que les toca desempeñar. BrewDog, la cervecería independiente más grande del mundo, no ha sido la excepción, y logró identificar su propósito poniéndose al servicio de los demás, destinando sus recursos para ofrecer la ayuda que era necesaria.

Viendo la capacidad de su destilería principal, como primera reacción se tuvo la iniciativa de producir alcohol en gel. BrewGel, como se bautizó este producto, cuenta con un 60% de alcohol para facilitar la higiene de manos en poblaciones vulnerables, para quienes se distribuyó gratuitamente. A la fecha, se han donado más de 200,000 unidades de sanitizante, contribuyendo a la prevención del coronavirus.

Priorizando la protección de trabajos, BrewDog mantuvo su compromiso con los colaboradores, asegurando puestos de empleo frente a las dificultades. Con este fin, el equipo de alta gerencia aceptó importantes recortes de sueldo, incluyendo los fundadores, quienes han renunciado a su salario por el resto del año. Esto se alinea con la asociación de la empresa con Living Wage Foundation, que procura una mejor calidad de vida para masas de trabajadores a través del pago de salarios que reflejen el costo de vida real, en vez del sueldo mínimo.

Con el mismo propósito solidario, el apoyo a pequeñas y medianas empresas no ha sido dejado de lado, brindándoles soporte a través del BrewDog Kickstart Collective. Enfocándose principalmente en establecimientos como bares independientes, se les otorga ayuda para facilitar su sostenibilidad pese a la incertidumbre. Para los beneficiados, se realizan sesiones de consultoría estratégica que abordan temas como protocolos de higiene, medidas de seguridad sanitaria y marketing, además de facilidades para restockear y presencia en plataformas de difusión.

“BrewDog siempre se ha destacado como una empresa irreverente y osada, pero que además realmente se preocupa por la sociedad y las personas, buscando generar un impacto real”, señala Gabriela Bustos, Gerente Comercial de Viejo Mundo Importaciones, la distribuidora de BrewDog en nuestro país. “Estamos orgullosos de los esfuerzos de BrewDog ante la crisis y seguimos atentos a la coyuntura para identificar cómo podemos seguir ayudando a adecuar estas acciones al mercado peruano y servir de inspiración para más negocios locales”.

Actualmente, se debe generar comunidad, y este es el objetivo final que se ha buscado con las iniciativas planteadas, en conjunto con las acciones regulares de sostenibilidad que se encontraban en desarrollo.

Top
A %d blogueros les gusta esto: