Estás aquí
Portada > Especiales > Abordar la epidemia de obesidad: un gran estudio internacional expone las principales barreras para el cuidado de la obesidad

Abordar la epidemia de obesidad: un gran estudio internacional expone las principales barreras para el cuidado de la obesidad

Lima, Perú.-. Nuevos datos presentados en el Congreso Europeo e Internacional sobre Obesidad (ECO-ICO) 2020 revelan cómo las percepciones erróneas están afectando el manejo de la obesidad, a escala global.

Novo Nordisk dio a conocer nuevas conclusiones de su estudio global ACTION IO (Awareness, Care, and Treatment In Obesity MaNagement – an International Observation) presentado en el Congreso Europeo Internacional de Obesidad 2020 (ECO-ICO 2020). Estos nuevos hallazgos brindan más información sobre las barreras para el cuidado efectivo de la obesidad y resaltan cómo las percepciones, actitudes y comportamientos de las personas con obesidad están afectando el manejo de la enfermedad. Con las tasas de obesidad que se triplicaron en todo el mundo desde 19751 y, más recientemente, la pandemia COVID-19 que expone la escasez en la atención de la obesidad, una mejor comprensión del manejo de la obesidad resulta fundamental.2,3

La nueva información revelada señaló lo siguiente:

* Existen diferencias clave entre hombres y mujeres con respecto a la comodidad que sienten frente a las discusiones sobre el peso, las motivaciones y el manejo de la obesidad, lo que destaca la necesidad de discusiones sobre tratamientos personalizados para mejorar el manejo de la obesidad.4 [Abstract 0252]
– Entre las personas con obesidad, los hombres tienen más probabilidades de reportar complicaciones cardio-metabólicas (10 % vs 4 %), mientras que las mujeres tienen el doble de probabilidades de reportar ansiedad o depresión (28 % vs 14 %).4
– Entre las personas con obesidad, las mujeres tienen más probabilidades de hacer múltiples intentos para perder peso (4.6 vs 3.1), y de intentar manejo médico o quirúrgico, pero un 75 % recupera el peso luego de seis meses, en comparación a la mitad de los hombres.4

* Muchas personas con obesidad están subestimando la gravedad de su enfermedad, lo que podría estar impidiendo que los pacientes busquen el apoyo que necesitan para una pérdida de peso efectiva o las complicaciones relacionadas con la obesidad.5 [Abstract 0254]
– Se subestimó el estado de peso en todas las clases de obesidad.5
– Una cuarta parte de las personas que viven con obesidad de clase III y el 62 % con obesidad de clase I *, se categorizaron como «con sobrepeso».5

* Existe una necesidad urgente de una intervención más temprana, ya que la lucha contra el peso a una edad temprana (<20 años) se asocia con una mayor gravedad y desesperanza.6 [Abstract 0255]
– El grupo más joven mostró una mayor proporción de obesidad de Clase II * (23 % vs 16 %) y Clase III (18 % vs 11 %) en comparación con aquellos que no desarrollaron obesidad en etapa temprana.6
– Casi la mitad de las personas con obesidad de inicio más temprano sintieron que no pueden superar sus problemas de peso y dos quintas partes (40 % frente a 32 %) informaron que su peso controla su vida.6

“La reciente pandemia de COVID-19 nos ha demostrado cuán esencial es que la obesidad se entienda más plenamente como una enfermedad. Estos hallazgos resaltan que la obesidad sigue subestimada con percepciones erróneas profundamente inculcadas en la sociedad y dentro de la comunidad médica”, comentó el profesor Ian Caterson, investigador principal de ACTION IO y director de la fundación del Instituto Boden de la Universidad de Sydney. «Dado que el impacto de la obesidad es cada vez más grave, si la lucha por el peso comienza a una edad temprana, debemos apoyar a los profesionales de la salud para que brinden intervenciones más tempranas que se adapten a las necesidades y comportamientos individuales, para lograr mejores resultados para las personas que viven con obesidad».

La obesidad es cada vez más reconocida como una enfermedad crónica en muchos países.7 Sin embargo, para el cuerpo médico no especializado en obesidad no es frecuentemente percibida como una enfermedad crónica.8 Esta percepción, tanto de los profesionales de la salud como de las personas con obesidad, podría estar impidiendo la priorización del manejo de la obesidad y el apoyo a las personas que viven con esta enfermedad.

«Novo Nordisk se ha comprometido a comprender las barreras clave que enfrentan las personas con obesidad a diario, e identificar oportunidades para iniciativas de colaboración que ayuden a mejorar la atención, la educación y el apoyo para las personas con obesidad», señaló Nick Finer, científico clínico principal de Asuntos Médicos a nivel global de Novo Nordisk. «Esperamos que al destacar los conceptos erróneos que rodean la obesidad, los hallazgos de ACTION IO empoderarán a las personas con obesidad y a los profesionales de la salud para tener conversaciones honestas, abordar los desafíos del control de peso y mejorar la atención general de la obesidad».

Top
A %d blogueros les gusta esto: