Estás aquí
Portada > Vida y Estilo > 5 Cosas que debes saber para elegir un anillo de compromiso

5 Cosas que debes saber para elegir un anillo de compromiso

Lima.- Conocido universalmente como un símbolo de amor y lealtad, un anillo de compromiso representa un gran paso en una relación y el inicio de una nueva etapa para la pareja, por lo que, la compra de esta pieza deberá realizarse de forma inteligente y teniendo en cuenta todas las consideraciones necesarias para elegir la joya correcta y hacer de la pedida de mano un momento aún más especial. Por eso, Valery Lisboa, fundadora y CEO de Imelda de Val, comparte 5 cosas que debes saber antes de comprar un anillo de compromiso:

Las gemas.- Lo usual en los anillos de compromiso es que estos cuenten con una sola piedra o una piedra central rodeada de otras más pequeñas. El diamante es la gema tradicional por excelencia, esta sigue reinando por su belleza, tradición y dureza, pues al ser considerado la piedra preciosa más resistente del mundo, el diamante representa el compromiso de amor eterno que asume la pareja.

En el mercado también existen otras opciones de piedras preciosas que son cada más solicitadas por este público. Gemas como los zafiros, rubíes y esmeraldas serán buenas alternativas si lo que se busca es una pieza única y original. Sin embargo, es importante investigar su procedencia, solicitar certificados de autenticidad para asegurar esta inversión y contar con la asesoría de un profesional acreditado para que pueda guiar al público adecuadamente durante la elección.

Presupuesto.- Se sabe que los anillos de compromiso no son una inversión menor. En algunos países, se comparte la teoría de que este debe costar el equivalente a un salario mensual. Sin embargo, no existen reglas para determinar el valor de esta joya y es importante tener en cuenta las posibilidades de cada persona al momento de la compra, ya que, aunque esta pieza es eterna y representa el compromiso inquebrantable de la pareja, lo ideal es que no desestabilice por completo su economía.

Estableciendo un presupuesto determinado y contando con la asesoría correcta, es posible obtener un anillo de compromiso de acuerdo con las posibilidades de cada persona, sin afectar la calidad del mismo.

El color del oro.- El oro de 18 kilates, usado comúnmente en este tipo de joyas, es una aleación entre oro puro y otros metales. Dependiendo de su pureza y de la cantidad de plata, cobre o paladio con las que se fusione, el anillo puede variar su color, obteniendo posibilidades como el blanco, el rosa, el amarillo e, incluso, colores como el rojo y el verde.

Para elegir el color correctamente se tendrá que considerar los gustos de la pareja, prestando especial atención al color de las joyas que usa, su estilo personal y si este es clásico o, por el contrario, un poco más arriesgado y vanguardista. El color clásico de los anillos de compromiso es el oro blanco. Sin embargo, si se desea considerar esta opción, pero se quiere evitar caer en lo convencional, elegir una gema más audaz será una buena alternativa para darle un giro al diseño.

El diseño.- Una vez definido el color del oro y la piedra preciosa que tendrá el anillo, lo siguiente es elegir el diseño del mismo. El estilo puede variar teniendo en cuenta el ancho de la argolla, si esta es plana o redondeada, el engaste de la gema y el acabado del metal: mate o brillante.

Para determinar el diseño será importante considerar nuevamente los gustos personales de la pareja, ya que, el conocer sus preferencias será lo que realmente haga del anillo una joya especial y, por supuesto, será vital contar con la orientación y asesoría profesional adecuada para elegir cada detalle de este diseño.

La talla.- Muchas personas se acercan en búsqueda de un anillo de compromiso sin considerar que se debe ajustar este a la talla de la pareja. Usualmente, el anillo se suele llevar en el dedo anular de la mano izquierda, así que deberás prestar atención a las joyas que ya usa, preferentemente en este dedo.

Para ayudarte, puedes emplear una guía de tallas, consultar con las personas más cercanas de tu pareja o dejarte guiar por la asesora profesional. Para tu tranquilidad, si agotaste las opciones y no cuentas con la talla, siempre podrás solicitar el ajuste de la joya tras la pedida de mano.

Top
A %d blogueros les gusta esto: