Estás aquí
Portada > Actualidad > Salud > 3 mitos y verdades sobre la tiroides

3 mitos y verdades sobre la tiroides

Lima.- La tiroides es una glándula fundamental para regular la frecuencia cardíaca, la concentración de colesterol en la sangre, la fuerza muscular, la temperatura corporal, entre muchas otras tareas. Sin embargo, esta puede fallar y desencadenar diversos problemas de salud que podrían ser graves, o incluso letales.

“La función principal de la tiroides es producir, liberar y almacenar hormonas tiroideas. Se relaciona con la energía del cuerpo y es fundamental en todas las etapas de la vida, incluso desde el vientre materno”, indica la Dra. Giovanna Valdespino, jefe de Programas Preventivos de Sanitas. “De su funcionamiento dependen el desarrollo mental del feto, el crecimiento de los niños, el desarrollo neuronal y de los caracteres sexuales de los adolescentes. En la edad adulta, no hay ningún solo órgano que no se afecte por la función tiroidea, ni los riñones, ni la piel, ni el sistema nervioso central”, agregó.

Por ello, la Dra. Valdespino nos comenta 3 mitos y verdades sobre la tiroides:

Es típico tener obesidad o sobrepeso si se sufre de la tiroides. Falso. Gran parte de los pacientes con obesidad no sufre de hipotiroidismo y no todos los pacientes hipotiroideos son obesos. A veces se puede presentar una hinchazón del rostro o de algunas partes del cuerpo en los pacientes con tiroides poco activa, pero es por una condición que se llama mixedema, no porque aumente la grasa corporal.
El kale, la soya y las verduras crucíferas afectan el funcionamiento de la tiroides. Falso. Muchas personas creen que las verduras como el brócoli, el repollo o las coles de Bruselas afectan a la tiroides, sin embargo, esto es parcialmente falso. La Dra. Valdespino enfatiza en que esto podría darse solo si hay una dieta desbalanceada y con consumos desproporcionados de estos alimentos, por ello, es recomendable tener una alimentación variada y balanceada.
Es muy difícil de diagnosticar alguna enfermedad de la tiroides. Falso. Realizarse un chequeo anual no solo ayudará a diagnosticar esta enfermedad, sino también a prevenirla. Un examen de sangre que analice los niveles de T3, T4 y TSH ayudarán con este diagnóstico.
Si presenta algunos síntomas como dificultad para concentrarse, cansancio excesivo, caída del cabello o taquicardia, es necesario que consulte con un médico.

Top
A %d blogueros les gusta esto: