Estás aquí
Portada > Especiales > 3 cosas que los hijos han aprendido de sus padres durante la pandemia

3 cosas que los hijos han aprendido de sus padres durante la pandemia

Lima, Perú.-. Los meses de confinamiento, el teletrabajo y la educación a distancia han retado a las familias a enfrentarse a nuevas dinámicas en el hogar, que, aunque no siempre han sido fáciles, han permitido el desarrollo de la tolerancia, la empatía y las capacidades de organización para maximizar el bien común.

Los padres se han involucrado de manera directa en el día a día de la educación de sus hijos e incluso han podido observar cómo interactúan con sus maestros y compañeros. Aunque esto varía según las edades y las diferentes características familiares, en general les ha permitido conocerlos mejor y reflexionar sobre los procesos de aprendizaje que no conocían al no poder pasar tanto tiempo juntos.

Pero, ¿Qué han aprendido los hijos e hijas de sus padres en este periodo? Paloma Linares, Gerente de Educación de Innova Schools, destaca tres aspectos importantes:

Valorar el esfuerzo de sus padres
El teletrabajo ha permitido que los chicos estén más expuestos a ver de cerca qué hacen y cuánto tiempo le dedican a su trabajo sus padres; y en muchos casos a conocer y entender mejor sus oficios y profesiones.

Resiliencia
Muchos padres se han tenido que enfrentar a un despido o a la imposibilidad de trabajar de la manera que lo hacían por esta la coyuntura. En ese contexto los chicos han presenciado de primera mano la capacidad de resiliencia, y el proceso de reinvención de sus padres para buscar nuevas formas de generar ingresos para el hogar.

Trabajo en equipo
Este periodo ha sido una oportunidad para que los hijos compartan con los padres las tareas del hogar y desarrollen su responsabilidad y autonomía.

“Ver a los padres más tiempo, en una faceta más real, humana e incluso emocionalmente más vulnerable, ha ayudado también a fortalecer la relación de confianza y respeto”, explica Linares. Agrega además que, expresar nuestras emociones y compartir nuestras dudas, temores, así como nuestras ilusiones es una oportunidad para mejorar también la comunicación y fortalecer los lazos entre toda la familia.

Linares finaliza recordando que, de forma más profunda, los hijos ayudan y enseñan a los padres, tanto como los padres les ayudamos y enseñamos a los hijos.

Top
A %d blogueros les gusta esto: