Estás aquí
Portada > Tecnología > Tras bastidores, en el punto de venta o en la pasarela, la tecnología está unida con la moda

Tras bastidores, en el punto de venta o en la pasarela, la tecnología está unida con la moda

Lima, Perú.- La temporalidad en la industria de la moda puede denotar que el esfuerzo para colocar prendas en aparadores y pasarelas se reduce sólo a unas semanas; sin embargo, ese sólo es un espejismo semántico, porque desde la primavera hasta el invierno se trabaja, no de manera temporal, pero sí cotidiana para brindar innovación y tendencias que se sintetizan en un cúmulo de materiales, colores y formas.

Lograr una productividad y colaboración ejemplares, es lo que permite el desarrollo de la creatividad en los equipos de trabajo de las compañías de la industria de la moda, el tiempo debe enfocarse de forma primordial en esta labor y por ello, actividades secundarias -y hasta terciarias- como el contacto con proveedores, operaciones financieras o gestión de recursos humanos deben desempeñarse con apoyo en la tecnología para optimizar sus procesos y conseguir un enfoque integral en la innovación.

Optimizar la productividad y colaboración para dar paso a la creatividad e innovación
La creación de una pieza de moda -ropa, zapatos, accesorios, hasta llegar a las pasarelas, aparadores y esfuerzos de marketing- necesita de la participación de diversos sectores. El hecho de crear un atuendo requiere que los equipos de diseñadores, creativos, compras y finanzas, mercadotecnia, relaciones públicas, recursos humanos, comercio minorista, catering, entre otros, permanezcan en colaboración constante.

Por ejemplo, para una marca como Marc Jacobs es indispensable que sus equipos de trabajo dediquen su tiempo en la creación y posicionamiento de nuevas colecciones, por eso se recurre al cómputo en la nube en el ámbito empresarial para que actividades como el contacto con proveedores, emisión, administración y archivo de facturas sean tareas automatizadas a las que los empleados siempre estén conectadas desde sus dispositivos. De esta manera, las compras y los pagos no significan la inversión de tiempo y esfuerzo excesivos, lo que resulta en una oportunidad para desarrollar y ejecutar la creatividad.

Desde otro lado, PUMA continúa con la entrega de productos innovadores para deportistas y atletas en el ámbito mundial. Esa presencia global es un factor para que los empleados de la marca estén en colaboración cercana todos los días, desde el punto de venta hasta en las oficinas corporativas. Esa coordinación es posible gracias a servicios de cómputo en la nube y de productividad, de tal forma que desde cualquier dispositivo puedan efectuarse llamadas de conferencia -desde Hong Kong hasta Alemania, por ejemplo- y contar con información de manera inmediata y con la posibilidad de que varias personas trabajan en ella, debido al poder de la nube.

Descubrir lo que nos queda mejor con inteligencia artificial
La tecnología no sólo es útil para asuntos de manufactura, distribución o ventas en el mundo de la moda. La transformación digital hace posibles actividades intangibles como el análisis y entendimiento de los estilos de las colecciones de las casas de moda. En la edición 44 de la Semana de la Moda de San Pablo en Brasil, con la inteligencia artificial se les recomendaron outfits y looks a los visitantes, debido a que con esta innovación tecnológica se analizaron los atributos de los estilos de vestimenta que cada marca presentaba en la pasarela y también el atuendo de los asistentes, de esta manera, al realizar una correlación, se pudo ofrecer recomendaciones personalizadas de outfits al público del evento.

En el último eslabón de la fascinación por el estilo
Los esfuerzos de las marcas de moda a través de diversas iniciativas de negocios y tecnológicas se reflejan en el éxito de sus ventas, por ello, también hay que fortalecer este ámbito. ASOS, una compañía minorista que ofrece productos de moda online usa el cómputo en la nube para impulsar su comercio electrónico. Promover, concretar y procesar las ventas con orden es una labor compleja, sobre todo en una coyuntura en la que millones de consumidores jóvenes adquieren productos mediante plataformas móviles, aplicaciones y con vinculación directa a redes sociales. En la nube se realizan los procesos necesarios para que los productos lleguen a los destinos que desean los compradores, además, esto permite un análisis del comportamiento de compra, lo cual hace que se piensen en estrategias para mejorar la experiencia de comprar en línea.

Sin duda, la tecnología es el apoyo esencial en la maquinaria del estilo, las tendencias y la creatividad. Y con la transformación digital, la oportunidad de generar innovación se incrementa, algo que se manifiesta en el éxito en semanas de la moda, pasarelas, lanzamientos y ventas.

Top
A %d blogueros les gusta esto: