Estás aquí
Portada > Actualidad > Tenga cuidado con el impacto psicológico de los niños a consecuencia de los desastres naturales

Tenga cuidado con el impacto psicológico de los niños a consecuencia de los desastres naturales

Breña.- El Perú está en emergencia, ya son miles los damnificados en distintas zonas del país a consecuencias de lluvias, inundaciones, huiacos y desborde de los ríos; entre los más vulnerables a cualquier tipo de accidentes o enfermedades son los niños, ellos ven como sus padres luchan frente a la inclemencia de la naturaleza, a su corta edad son testigos del drama que se vive en estos momentos surge en ellos miedo, ansiedad, desesperación, por la pérdida de sus viviendas o vidas humanas.

Frente a este gran impacto emocional, la comunicación con sus padres o maestros es muy importante, es responsabilidad de ellos enseñarles a enfrentar los efectos del desastre, refiere la Dra. Hilda Serpa, jefa del Departamento de Salud Mental del Instituto Nacional de Salud del Niño – Breña, quien manifiesta que la tranquilidad de los infantes depende del entorno familiar.

“Las imágenes que se está viendo en las redes sociales u otros medios electrónicos es totalmente dramático, la intensidad ya está provocando en niños susceptibles trastornos de ansiedad”, refiere la psiquiatra.

Mientras más pequeños son los niños, el susto puede ser mayor; la edad es fundamental, es probable que un niño de corta edad llore, se asuste y busque a sus padres, sin embargo el adolescente puede mostrarse indiferente ante este hecho.

La galena recomendó primero a los progenitores ponerse a buen recaudo en un lugar seguro o en un área de refugio

• Si pregunta lo mismo una y otra vez, es necesario tenerle paciencia para responderle.
• Trate de proveer espacios de juego, dibujar, pintar, realizar actividad física para retomar de ser posible su vida habitual.
• Manifiéstele seguridad, mantenga la calma porque sus hijos se sentirán igual como usted se siente.
• Enséñele a ser solidarios con los amigos o familiares que están pasando la misma situación.
• Bríndele tranquilidad, si los ve preocupados pase más tiempo con ellos, el contacto físico es importante, abráselos y béselos.
• Reconozca sus sentimientos: La mayoría de los niños los superarán con sus recursos y la ayuda de sus familias y amigos.

Si nota que el menor ha cambiado de conducta, falta de apetito, no duerme, manifiesta agresividad, se asusta con facilidad, o está muy ansioso, llévelo al especialista.

Top
A %d blogueros les gusta esto: