Estás aquí
Portada > Empresarial > Tasas de interés de créditos se reducen en el 2017

Tasas de interés de créditos se reducen en el 2017

Lima, Perú.- Una significativa reducción del costo de crédito en soles en la mayoría los tipos de crédito se registraron durante el 2017, con la única excepción de los créditos de consumo. De este modo, se evidencia que las tasas en moneda nacional en general se han venido reduciendo durante el último año. Este comportamiento es consecuencia del impacto generado por la reducción de la tasa de referencia del BCRP, sumado a la creciente competencia entre bancos por incrementar su participación de mercado y ampliar el número de los usuarios que atienden financieramente.

Así, en noviembre de 2017, el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) recortó su tasa de referencia en 25 puntos básicos, de 3.50% a 3.25%. Fue la cuarta reducción del año y con la que acumuló un ajuste de 100 puntos básicos en los últimos doce meses. Este último recorte respondió a la preocupación del ente emisor por el crecimiento económico en un contexto en el que la inflación y sus expectativas se vienen reduciendo, lo que disminuye las posibilidades de un recalentamiento futuro de la dinámica de precios y permite mantener la posición expansiva de la política monetaria aplicada por el BCRP. Al respecto, el ente emisor ha señalado que en el 2018 se mantendría una posición expansiva de política monetaria, pues el PBI crecería por debajo de su potencial, lo que aunado a las presiones bajistas sobre la inflación dejan a la autoridad monetaria en una posición cómoda para continuar con el impulso por un tiempo más.

De darse algunas reducciones adicionales en la tasa de referencia del Banco Central en el 2018, en un contexto en el que el dinamismo de los créditos empieza a repuntar nuevamente, se esperaría que la tendencia a la baja en las tasas de interés en soles se mantenga a lo largo del presente año.

En cuanto a las tasas de los créditos de consumo, éstas se verían determinadas por la confluencia de fuerzas opuestas, por un lado el mayor riesgo que se asume al incrementar la cobertura de nuevos segmentos de mercado (especialmente los de bajos ingresos) y la mayor competencia en segmentos ya atendidos más el traslado de los menores niveles de la tasa de referencia.

Por otro lado, las tasas en dólares presentaron un aumento en el 2017 en los casos de los créditos corporativos y a grandes empresas, los que, debido a sus niveles bastante bajos, absorbieron los ajustes dictados por la FED estadounidense. Por el contrario, en los casos de los créditos en dólares a medianas, pequeñas y microempresas, la mayor holgura de fondos a raíz de los recortes de encaje habría favorecido una reducción en sus tasas.

En diciembre, la FED incrementó su tasa de interés de referencia, ubicándose entre 1.25% y 1.50%, superando su rango previo que se encontraba entre 1.00% a 1.25%.

Este comportamiento representó la tercera alza del año, acumulando un aumento de 0.75 puntos básicos en todo el 2017. Este incremento forma parte de la fase de contracción monetaria esperada por el mercado, caracterizada por cifras positivas para el crecimiento de la primera economía del mundo, aunque la inflación aún muestra signos de debilidad.

Cabe precisar que los créditos minoristas presentan en general un nivel bastante bajo de dolarización, por lo que es bastante factible observar fluctuaciones pronunciadas en sus tasas promedio que sean explicadas por factores particulares de efecto acotado y puntual (particularmente en los créditos a pequeñas, micro empresas y consumo).

Destaca particularmente el caso de los créditos hipotecarios, que en el 2017 se observó una tendencia a la baja de la tasa de interés tanto en soles como en dólares. Esta reducción reflejaría la mayor competencia bancaria por atender a este segmento, en un contexto de relativo enfriamiento en el mercado de viviendas. Pero también estaría reflejando la capacidad de la banca peruana por fondearse a largo plazo a tasas atractivas, considerando la buena posición macroeconómica del país y el efecto que ello genera en los flujos de capitales del exterior, que se convierten en fondeo a precios cada vez más atractivos para el sector.

Top
A %d blogueros les gusta esto: