Estás aquí
Portada > Turismo > SeaWorld le da la Bienvenida a la Última Orca Bebé

SeaWorld le da la Bienvenida a la Última Orca Bebé

SAN ANTONIO, TX.- SeaWorld se complace en anunciar el nacimiento del nuevo integrante de la familia de orcas SeaWorld. Takara, la matriarca de 25 años de la manada de orcas, dio a luz el 19 de abril de 2017 a las 2:33 p.m. hora estándar del centro, en SeaWorld San Antonio. Un equipo de veterinarios y especialistas en cuidado de animales fueron testigos del nacimiento histórico y continúan supervisando a Takara y a su nuevo bebé las 24 horas del día para ayudar a asegurar un comienzo exitoso.

Los visitantes de SeaWorld San Antonio tendrán la oportunidad de visitar y observar a Takara y su bebé en un futuro cercano durante horas específicas. Aunque esta será la última oportunidad para que los visitantes de SeaWorld vean a un bebé orca de cerca mientras crece y madura, SeaWorld continuará cuidando de las orcas en sus parques durante las próximas décadas.

“Es un día emocionante y conmovedor para nosotros en SeaWorld y estamos muy orgullosos de compartir este bebé con el mundo, después de un año y medio de planificación, observando y brindando todo el cuidado especial”, dijo Chris Bellows, vicepresidente de operaciones zoológicas. “Takara es una madre excepcional y de inmediato comenzó a vincularse y cuidar de su nuevo bebé. Todos los días inspira a los visitantes de SeaWorld a aprender más y proteger a los animales en el medio silvestre. Es una real embajadora”.

Julie Sigman, curadora auxiliar de SeaWorld San Antonio, que ha estado con Takara durante tres de sus últimos embarazos y nacimientos, expresó su emoción al ver el bebé subir hacia la superficie para su primer aliento. “Nada te puede preparar para ese momento en que la mamá ayuda al bebé salir a la superficie para respirar por primera vez. Al momento en que nace el bebé, Takara está 100% enfocada en su cuidado y bienestar. Ella sabe exactamente qué hacer. Es increíble”, dijo Sigman.

“Takara nadará continuamente con su bebé en lo que comienza a amamantar y a aprender”, agregó Sigman. “Nos dejamos llevar por Takara, ella nos dejará saber cuándo está lista para que conozcamos al bebé y en ese momento podríamos determinar el género”.

Takara, nacida en SeaWorld San Diego, ha tenido otros cuatro bebés, que ahora tienen entre 3 y 15 años de edad. Takara ya estaba embarazada como resultado de reproducción natural cuando se dio el anuncio para poner fin al programa de reproducción de orca que se hizo en marzo de 2016.

“A pesar de ser el último nacimiento de orcas en un parque SeaWorld, nuestro trabajo para conocer más sobre esta especie y protegerla continuarán en las próximas décadas”, dijo el doctor Hendrik Nollens, vicepresidente de servicios veterinarios de SeaWorld Parks & Entertainment. “Takara y su bebé son una parte importante para tanto educar a los visitantes que los ven en los parques como para la investigación continua que ayuda a los biólogos marinos a entender cómo cuidar mejor y proteger a las orcas en el medio silvestre. Estamos muy contentos de que este nacimiento pueda continuar agregando conocimiento a este equipo sobre esta especie icónica”.

El nacimiento del bebé de Takara es también la última oportunidad para que los investigadores estudien el desarrollo de una orca de una forma que no sería posible en el medio silvestre, ayudando a beneficiar a las ballenas en el medio ambiente, y a las que habitan en SeaWorld. La información recopilada de Takara y su bebé se sumará a la extensa base de datos de SeaWorld sobre las orcas y sus crías, ayudando a los científicos a estudiar la población de orcas residentes en el sur del estado de Washington, amenazada por la contaminación, la sobrepesca y el desarrollo humano. Los datos y las muestras de este par contribuirán a los estudios enfocados en el crecimiento y el metabolismo de las orcas: uno enfatizando en la transferencia de toxina por vía de leche materna, y otro evaluando los cambios en composición física corporal en proporción con la necesidad nutritiva de las orcas en el medio silvestre. El bebé, su mamá y otras ballenas también serán monitoreados por un equipo de investigación de la Universidad St. Mary’s en San Antonio para entender mejor el impacto social de los bebés y su desarrollo social en el grupo de orcas.

Más de 22 millones de visitantes al año visitan SeaWorld y apoyan su misión de ofrecer experiencias significativas que a su vez inspiran a la protección del medio ambiente. SeaWorld ha destinado $50 millones de dólares en los próximos cinco años para ser la organización líder mundial en rescate de animales marinos, abogando por animales en el medio silvestre y protegiendo nuestros océanos. Esto incluye un compromiso de $10 millones en fondos de contrapartida dedicados a la investigación de cetáceos y la creación de una asociación multimillonaria enfocada en la salud de los océanos, la principal preocupación de todas las orcas y mamíferos marinos.

Top
A %d blogueros les gusta esto: