Estás aquí
Portada > Especiales > Realidad virtual: Revolución audiovisual y cultural

Realidad virtual: Revolución audiovisual y cultural

Por: Alexiel Vidam
Alberto Pacheco y Cristias Rosas son dos aventureros del mundo de las comunicaciones que apuestan por un terreno poco explorado en nuestro país: la realidad virtual (VR). ¿Su objetivo principal? Crear una revolución cultural que abarque terrenos como el arte, la educación y el turismo. Para ello, a través de su empresa VEX se encuentran trabajando día y noche en la construcción de experiencias interactivas e inmersivas. A continuación, conversamos con ellos para ver cómo afectaría esto en terrenos afines a nosotros, como el cine, la fotografía y los videojuegos.

Para comenzar, hablar de “VEX” no es hablar simplemente de visores. ¿Nos pueden explicar un poco acerca de su trabajo y lo que significa “experiencias virtuales”?

C: Partiendo desde el punto inicial, nosotros realizamos el recorrido de toda la toma de imágenes en video con 360. La cámara realiza una toma en modo panorámico; nosotros lo que hacemos es convertir esa toma de 360° a modo esférico y luego la pasamos a la aplicación. Lo mismo se da tanto en foto como en video.

A: Hay varias cosas que hace VEX aparte de visores. Tenemos contenido en VR que puede ser fotográfico, que puede ser filmado o que puede ser creado en 3D. Aparte de hacer el contenido, nosotros también hacemos las aplicaciones, porque puede haber un cliente que quiere sólo en contenido en crudo, y hay quienes pueden querer que desarrollemos toda una aplicación. Por otra parte, tenemos en camino también un videojuego y apps para arquitectura. Algo que además nos interesa es el tema de las narrativas; de contar una historia en todas sus posibilidades. Nosotros estamos acostumbrados a que la imagen -como la conocemos- tenga un límite, pero con la lógica de la imagen de 360, yo puedo ver lo que está haciendo alguien a un costado.

C: Lo que se está haciendo, es desaparecer la metonimia. Con una cámara fotográfica tradicional, yo te estoy retratando a ti; acá al costado puede haber una guerra civil y acá al otro costado puede haber un campo de flores; eso no importa; tú eres lo que yo muestro. Pero con una cámara 360 desaparece la noción de “encuadre” (espacio delimitado); desaparece incluso la noción del fotógrafo como fantasma, como ser ausente. Si tú quieres ser un fotógrafo fantasma en una foto 360, tienes que realmente desaparecer de la escena y disparar de forma remota o mimetizarte. Si te das cuenta, se está reconfigurando todo el acto fotográfico en sí.

A: Y no solamente fotográfico, fílmico también. Es más, el mayor proyecto que tengo con Cristias es hacer este año un cortometraje 360. ¿Te imaginas un corto que ocurra por ejemplo en un departamento y que tú puedas pasear por las habitaciones?

¿Piensan que a futuro, este nuevo tipo de forma de expresión, vaya a reemplazar el cine tradicional o la fotografía tradicional, o piensan que se van a desarrollar en paralelo?
A: A mí la experiencia cinematográfica del cine me parece un poco irreemplazable, porque es la fascinación por esa metonimia, por esa fragmentación de la realidad. El cine tiene cien años siendo la fascinación de ese formato. Incluso el 3D no ha pegado como se esperaba y eso que el 3D se inventó en 1953, con películas como El monstruo de la laguna negra. Incluso los 4d antiguos con estas tarjetas con olores que te daban al ver Tarzán, o los modernos, con estas sillas que se mueven, o que te lanzan agua, se vuelven como una experiencia adicional, pero la clásica se impone. Yo creo que la RV va a tener su espacio, va a tener su nicho, pero no creo que reemplace a la experiencia de cine tal cual; es más, me parece que el contenido que se hace para 360 precisamente no es cinematográfico, porque es la antipantalla. Tendrías que inventarle otro nombre, crear salones donde la gente esté con cascos. Es otro espectáculo.

C: Yo tampoco creo que vaya a reemplazar nada. Creo que va a encontrar un espacio paralelo que no necesariamente va a ser en la misma proporción, pero van a convivir. Creo que es la pregunta que también se hacía la fotografía analógica frente a la aparición de lo digital. Sí, es cierto que uno le quita lugares al otro; el fotoperiodismo es impensable de modo analógico hoy en día, la foto de moda es impensable en un 95% de casos o más en modo analógico; hay facilidades que te da la inmediatez obvia de lo digital, pero hay un tema estético que se va revalorizando con el tiempo.

A: Además te doy un ejemplo desde otro espacio en el cual me manejo, que es la docencia. Yo dicto Lenguaje Audiovisual, que es gramática del filme, tal cual. A mí me parece básico que para entender cómo desaparece el encuadre y cómo es que cambia el acto fílmico, primero entiendas lo que es el encuadre y lo que es fragmentar la realidad.

C: Lamentablemente no todo el mundo piensa así y no es un tema de ser purista; es un tema de base, de cómo entrenas tu ojo.

A: La gramática audiovisual, sea en 360 o en modo tradicional, supone que aprendas un idioma, supone que aprendas a leer algo, a escribir algo; tienes que nutrirte y leer y entender todas las cualidades formales de ese medio para poder expresarte en él. Aprendes las reglas y luego las quiebras; entonces yo sí creo que la imagen como la conocemos se va a mantener, y en base a eso, la gente que tenga las ganas y la capacidad técnica y la capacidad del discurso mismo, puede explorar este otro tipo de lenguaje que es el 360.

C: Que sería maravilloso que se explore lo más posible, que también es un tremendo reto, pues… ¿dónde se coloca todo el equipo de dirección? ¿dónde está todo este club que se queda detrás de la cámara?. Porque veámoslo de esta forma: tú puedes disimular un equipo de trabajo en un estudio o en una locación específica. Digamos que estás filmando en un departamento; en ese caso podrías tener al equipo en una habitación contigua. Pero ¿qué pasa si estás haciendo una imagen en un desierto? ¿Dónde está el equipo? ¿Quién es el equipo? El actor tendría que autodirigirse.

A: Nosotros fuimos a hacer tomas justamente al desierto y teníamos que programar la cámara y literal correr y lanzarnos detrás de las dunas para no aparecer.

C: La otra opción es asumirte parte de la toma.

Te conviertes en actor… Yo me imagino que para el periodismo y el documental, eso debe ser un avance importante.
A: Claro, justamente viendo referencias en el periodismo encontramos una que es buenísima, de The Hufftington Post, que se llama Ryot y es justamente de reportajes en 360. La verdad es que la RV desde el 2013, 2014 ya se está explorando fuerte; en otros países ya se han estado desarrollando aplicaciones publicitarias, culturales, etc., pero aquí en el Perú no, y es un campo que nosotros queremos aprovechar. Actualmente, por ejemplo, tenemos un modelo pop-up en proceso, pues queremos que el visor sea más portátil y masivo a la vez. Tú recibes el visor en un formato de sobre plano; lo mueves y ya se armó. Es mucho más práctico para meterlo en una mochila. Incluso estamos pensando hacer packs educacionales a partir de ello. Queremos que todas las plataformas educativas que empiecen a explorar el VR lo hagan con VEX.

Ustedes también se proyectan a revolucionar el campo del turismo y los videojuegos…
A: Hay niños que por ejemplo nunca van a poder estar en Machu Picchu por un tema económico, y con este sistema van a poder estar ahí; tener las ruinas en frente o pasear por ciudades que nunca han visto. Una experiencia similar se está utilizando también para el tema de las capacitaciones laborales; hay empresas que ya en lugar de pasearte por todas las instalaciones, te hacen ingresar a un aula y las ves desde ahí. Por otra parte, el terreno de los videojuegos es el terreno más explotado en el mundo. En VEX nosotros lo que queremos lanzar dinámicas de juegos simples. En base a una experiencia mundial como Angry Birds o una local como Crazy Combi, creemos fervientemente en que la dinámica de juegos simples enganche; por ese lado es que estamos empezando a desarrollarnos.

¿Qué esperan de la realidad virtual como tal a futuro?
A: Que la experiencia sea inmersiva en todos los sentidos. Por ejemplo, hay ya una experiencia de RV en la que se combina el tema visual con olores. La tecnología es bastante simple. El visor tiene una saliente y a través de él se expiden olores en relación a lo que se observa. La idea es ir integrando cada vez más sentidos. Nosotros actualmente estamos realizando también un tema parecido para un cliente corporativo.

Finalmente, ¿cuáles son sus expectativas como VEX a futuro?
A: Integrar la RV a estos cuatro campos: educación, publicidad, cultura y que turismo y que se comprenda que la RV es útil para todos. Por otra parte, como empresa, seguir creciendo, y algo que tenemos muy presente desde el inicio es romper quizás con ciertas jerarquías y cadenas típicas a nivel de organización. Nos preocupa que quizás la clase empresarial peruana es muy indiferente con el país, y no lo digo en momentos como éste en que estamos en emergencia y todo el mundo da la mano. Me refiero a que…. antes de la emergencia ¿qué has estado aportando? Queremos, desde nuestra tribuna, aportar con algo; que la gente se familiarice a educar a los públicos, que se entienda la tecnología como algo no ajeno ni distante. Y a nivel empresarial, nosotros vamos a ser La Realidad Virtual.

Actualmente la gente ya puede adquirir sus visores VEX a través de su web (vex.pe). A partir de abril, la venta compra directa será posible a través del carrito de ventas o ubicando los stands de VEX en las universidades.

Top
A %d blogueros les gusta esto: