Estás aquí
Portada > Actualidad > Niños con sobrepeso son potenciales adultos obesos

Niños con sobrepeso son potenciales adultos obesos

Lima.- Si hasta los cinco años de edad inculcamos en los niños hábitos de alimentación que prevengan el sobrepeso y la obesidad, lograremos reducir el riesgo de que en la adolescencia y adultez padezcan de estos problemas de salud, indicó D’Janira Paucar, nutricionista del Programa Nacional “A Comer Pescado” del Ministerio de la Producción.

“Un estudio realizado por la Universidad Emory de Atlanta (EE.UU.) demostró que los niños que iniciaron el preescolar (jardín) con sobrepeso, casi la mitad de ellos llegó obeso a la adolescencia. Y los niños de cinco años de edad con exceso de peso tuvieron cuatro veces más probabilidades de convertirse en obesos que los de peso normal”, informó.

Paucar explicó que estos problemas se pueden contrarrestar promoviendo hábitos de alimentación saludable desde temprana edad. Es clave evitar que los niños consuman productos con alto contenido de grasas saturadas y azúcar como los snacks y bebidas industrializadas.

“Desde los 6 meses de edad la alimentación complementaria debe ser balanceada e incluir los diferentes grupos de alimentos (cereales y tubérculos, menestras, carnes, grasas saludables, frutas y verduras) en cantidades adecuadas”, dijo.

A partir de los 6 meses y de manera gradual se puede introducir el pescado en la alimentación del bebé, empezando con las especies de carne blanca. Desde los 9 meses de edad, se pueden incluir los pescados de carne oscura como bonito, jurel y caballa, explicó la nutricionista.

En cuanto a la preparación, recomendó cocer la pulpa de pescado con agua, sin sal. Para niños de 6 a 8 meses servir el pescado aplastado como papilla y para niños de 9 a 11 meses de edad servirlo picado. Revisar siempre que no contenga espinas. Se recomienda dos cucharadas máximo e ir probando su tolerancia.

Los pescados azules (bonito, caballa, jurel y anchoveta), son ricos en proteínas, vitaminas, minerales y por su contenido de Omega 3 contribuyen a mantener un peso saludable y protegerán al niño frente a la diabetes y el colesterol y triglicéridos elevados.

A partir de los 12 meses de edad, los niños pueden consumir el pescado en otras preparaciones saludables como guisos, sudados, a la plancha, al vapor o al horno, y siempre evitar las frituras. Además, se debe promover al menos una hora de actividad física diaria.

Top
A %d blogueros les gusta esto: