Estás aquí
Portada > Especiales > Mamá Angélica: a un año de su partida y su búsqueda incansable.

Mamá Angélica: a un año de su partida y su búsqueda incansable.

Lima, Perú.- Hace un año falleció Angélica Mendoza de Ascarza, la recordada Mamá Angélica, una mujer que se convirtió en un símbolo de lucha por la incansable búsqueda de su hijo Arquímedes, quien desapareciera en julio de 1983 en la época de violencia. Su determinación por encontrarlo la impulsaron a fundar, junto a otras madres, la Asociación Nacional de Familiares de Secuestrados, Detenidos y Desaparecidos (Anfasep).

Durante 34 años no cesó en su búsqueda. Sin embargo, el dolor, el cansancio y el tiempo se llevaron a esta mujer que al igual que miles de madres, esposas, hermanas o hijas perdieron a un familiar en un periodo tan doloroso para el Perú. Mamá Angélica trabajó con diversas instituciones para la aprobación de la Ley N° 30470, Ley de Búsqueda de Desaparecidos, una política humanitaria que permite iniciar procesos de búsqueda, de identificación y restitución de los cuerpos de sus desaparecidos, norma que finalmente se promulgó en junio del 2016.

Parte de la implementación de esta Ley es la creación de un Banco de Datos Genéticos que garantiza el almacenamiento oportuno de la información genética de los familiares, su confidencialidad y su uso exclusivo en la búsqueda de los restos de los desaparecidos. Lamentablemente, por la falta de este banco genético, Mamá Angélica no dejó su ADN, que en un futuro permitiría contrastar su información con los restos de su hijo desparecido.

El Proyecto de Ley N° 2252 /2017- PE, que crea la Ley de Banco de Datos Genéticos se presentó hace ocho meses al Congreso de la República, y señala que los perfiles genéticos se obtienen de las muestras biológicas (saliva o sangre y el banco custodia datos relevantes para la identificación, que no caduquen por el pasar del tiempo. Además, indica que se guardará únicamente la información de perfiles genéticos útiles para la identificación humana, utilizando marcadores genéticos estandarizados internacionalmente y que no incluyen información sobre predisposiciones hereditarias u otros rasgos que corresponden estrictamente a la privacidad de las personas.

En el Perú desaparecieron más de 20 mil personas. Mientras muchos familiares como Angélica Mendoza van muriendo, otros como Doris Caqui Calixto, Cipriana Huamaní Janampa o Roger Caillagua Huamaní están a la espera que el Poder Legislativo apruebe esta norma que daría la tranquilidad a miles de familiares que desde hace tres décadas siguen buscando a sus desaparecidos.

 

Top
A %d blogueros les gusta esto: