Estás aquí
Portada > Entretenimiento > Llega a la pantalla de Discovery Home & Health “Casitas para jugar”

Llega a la pantalla de Discovery Home & Health “Casitas para jugar”

casitasLima.- Llega a Discovery Home & Health la extraordinaria serie Casitas para jugar en el que Tyson Leavitt y su equipo compuesto por arquitectos, diseñadores y constructores crean estructuras de juego entre los que se encuentran castillos encantados, barcos piratas, casas como la que habitan los Hobbits, carruajes de calabaza, fortalezas de soldados y cualquier casa que este en la imaginación de los niño, sus principales clientes.

Tyson y su esposa Audy son los dueños de Charmed Playhouses, un negocio familiar en el que la especialidad es el diseño y construcción de casas de juego completamente personalizadas para los pequeños clientes que sueñan con pasillos secretos, balcones de princesas, toboganes, puentes colgantes, ventanas de todas las formas y tamaños, entre otras pequeñas exigencias.

En el equipo de Charmed Playhouses cada uno de sus integrantes tiene muy claro su papel, Audy está a cargo del diseño interior, ella encuentra tesoros en miniatura que son mágicos para los niños, y lo suficientemente bonitos para los padres. Derral Zaugg, artesano y constructor, cariñosamente llamado “Tío Derral”, tiene un papel clave en el equipo, pues es el que le da vida a las creaciones mágicas de los clientes de cualquier edad. Jeremy Gook, asistente principal es el que se encarga de los revestimientos y techos, y Wayne Visbeen, arquitecto principal y diseñador, él es el visionario detrás de los diseños de Charmed Playhouses. Él agita su varita mágica y convierte la fantasía en realidad con diseños lúdicos.

En cada capítulo los televidentes podrán ver como Tyson, el fundador de Charmed Playhouses y su esposa Audy, se reúnen con sus clientes para entender cuál es el sueño que deben convertir en realidad, luego junto con todo el equipo diseñan, construyen y ensamblan estas fabulosas casas de juego que ninguna otra persona conseguiría construir, una vez terminado el trabajo y antes de ser entregado a los clientes, Miles, Emmett y Lydia, los tres hijos de la pareja son los probadores oficiales de estas Casitas para jugar, una vez cuentan con su ok entregan el trabajo puerta a puerta.

Dependiendo del diseño, estas casas varían de precio y los clientes pueden llegar a pagar entre $ 7.000 hasta $ 100.000 dólares.

Top
A %d blogueros les gusta esto: