Las modalidades biométricas en los viajes: 3 cosas que hay que saber

Por Gemalto:

Gemalto nos comenta que si ha estado siguiendo el alboroto en torno al uso de la biometría en la gestión de las fronteras y los viajes, es posible que haya escuchado los términos modalidad biométrica, biometría multimodal y fusión biométrica. Si alguno de estos términos le genera confusión, no está solo. En este post, vamos a dar sentido a todos ellos.

1) ¿Qué es una modalidad biométrica?

Una modalidad se refiere al tipo de biometría utilizado, por ejemplo, cuando se verifica la identidad mediante las huellas dactilares, el reconocimiento de huella dactilar es la modalidad elegida. Si solo puede pasar una puerta después de un escaneo del iris, el reconocimiento del iris es la modalidad elegida.

Analizando algunas de las modalidades más comunes consideradas para la gestión de las fronteras y los viajes, podemos hablar del reconocimiento facial, el reconocimiento de las huellas dactilares y el reconocimiento del iris. Cada modalidad tiene sus ventajas y desventajas, las cuales veremos a continuación.

Pero antes de eso, establezcamos dos términos: Biometría de referencia y biometría de comparación.

• La biometría de referencia es la biometría que almacenamos en archivo para una modalidad dada. Tiene que ser de la más alta calidad posible, ya que toda biometría futura de esa persona se comparará con esta fuente.

• La biometría de comparación es la biometría que capturamos para verificar la identidad de una persona. Siempre se compara con la biometría de referencia para esa modalidad. También a veces nos referimos a ella como el “escaneo en vivo” o la “captura en vivo” obtenida de la persona en el momento de la transacción.

2) Modalidades de reconocimiento facial, dactilar y del iris: ventajas y desventajas

El reconocimiento facial es la modalidad biométrica más accesible y no invasiva. Es relativamente fácil capturar el retrato de una persona, presuntamente usando cualquier cámara y en cualquier ambiente razonablemente controlado.

Sin embargo, la calidad de la biometría de referencia -la foto original- es crucial. Si es de mala calidad, la comparación biométrica resultante no producirá un nivel de seguridad muy alto en la comparación con las imágenes futuras.

Afortunadamente, existen herramientas para guiar al usuario a través del proceso de captura de buenas imágenes de referencia y comparación de retratos mediante feedback en tiempo real. Esto incluye cosas como evitar la luz brillante en el fondo, no tener la iluminación equilibrada de la cara para que no haya sombras, y usar un fondo neutro.

En particular, las directrices proporcionadas por la norma ISO/IEC 19794-5 sirven como referencia para la norma 9303 de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) para fotografías de pasaportes. Esta norma impone restricciones a la escena en cuanto a la iluminación, la pose y la expresión facial. También se regulan otras propiedades fotográficas y atributos de imagen digital, como la resolución y el

Los más de 700 millones de pasaportes electrónicos en circulación en 2017 brindan una gran oportunidad para implementar el reconocimiento facial en las fronteras internacionales.

Pasemos a nuestra segunda modalidad más común, el reconocimiento dactilar.
La huella dactilar tiene una ventaja importante: tiene más datos que el reconocimiento facial o del iris, ya que se puede recoger la impresión de los diez dedos, y no solo de de dos ojos y una cara.

La biometría de huellas dactilares es una característica obligatoria de los pasaportes electrónicos para los miembros de la Unión Europea, donde los datos también están protegidos por un mecanismo de protección específico. También es ampliamente utilizada en África para el registro y la verificación biométricos de los votantes.
El desafío más grande es capturar la biometría de referencia, es decir, las huellas dactilares con las que se van a comparar todas las huellas futuras.

¿A qué se debe? La respuesta es que las huellas dactilares de referencia deben capturarse en un ambiente muy controlado, y, a menudo, es necesario guiar a la gente a través del proceso con una gran cantidad de instrucciones, explicaciones y, en muchos casos, agarrándole la mano, con el fin de obtener una referencia de alta calidad para guardar en el archivo.

Y como muchos sabrán, hay un cierto esfuerzo cuando se escanean las huellas dactilares para la verificación. Se deben colocar los dedos en el escáner. A veces se mantienen quietos, otras veces se ruedan un poco.

Además, hay una alta tasa de error humano, lo cual puede hacer el proceso más largo. No es raro que una persona escanee el dedo equivocado. Por ejemplo, se le pide que presente su dedo índice izquierdo y, en su lugar, escanea el dedo medio derecho.
Por último, vamos a analizar el reconocimiento del iris.

El iris tiene la ventaja de ser muy preciso y de adaptarse a situaciones extraordinarias, por ejemplo, cuando una mujer usa un tocado que impide el reconocimiento facial.

Por otro lado, el escaneo del iris requiere mucho compromiso y paciencia del usuario; tanto para la captura de la imagen del iris de referencia como para las verificaciones posteriores. Requiere equipos e iluminación especializados, y el pasajero debe mirar fijamente al escáner sin moverse durante varios segundos mientras se escanea.

Cada modalidad tiene sus ventajas y sus desventajas. Cuando se elige qué modalidad utilizar, es necesario considerar el caso de uso, el panorama general. Específicamente, en el caso de la experiencia del viajero, debemos considerar tanto los factores de riesgo como la fricción que crearía determinada modalidad.

3) Biometría multimodal: Por qué es necesaria

Cuando se trata de la gestión de las fronteras, es necesario lograr un alto nivel de confianza en cuanto a que la persona que cruza la frontera es quien dice ser. Es una de esas situaciones de alto riesgo en las que la certeza realmente importa.

Los organismos de gobierno definen qué nivel de seguridad es suficiente para cada caso de uso de pasajeros, por ejemplo, para pasar la seguridad hacia la puerta de embarque, para subir al avión, para cruzar una frontera, etc.

El nivel de seguridad debe coincidir con el nivel de riesgo del caso de uso.
A veces, si no se puede alcanzar el nivel de seguridad usando una modalidad, se puede desplegar una secundaria. Eso es lo que llamamos biometría multimodal, también a veces llamada fusión biométrica o, simplemente, “fusión”. Cuando se utilizan juntas para crear una puntuación combinada, las modalidades múltiples pueden aumentar la certeza biométrica sobre la identidad de una persona.

He aquí un par de ejemplos tangibles:
Usted recientemente perdió mucho peso y se ve muy diferente de su biométrica facial de referencia. Si el reconocimiento facial en una puerta de embarque electrónica devuelve un nivel de seguridad bajo, es posible que se le solicite también que proporcione su huella dactilar para la verificación. Este es un ejemplo de biométrica multimodal ad hoc, la segunda modalidad se usa según sea necesario.

El siguiente es un ejemplo diferente de biometría multimodal sistemática: En un aeropuerto específico, el reconocimiento facial se utiliza para pasar el control de seguridad y la puerta de embarque. En la puerta de embarque, para poder abordar el avión, el reconocimiento de la huella dactilar también es necesario. El segundo dato biométrico es siempre necesario, sistemáticamente.

Fronteras del futuro
Gemalto señala que las modalidades biométricas faciales, dactilares y de iris van a jugar un papel cada vez más importante en la experiencia de viaje del pasajero. La tecnología para la captura de datos biométricos de referencia y de comparación también está evolucionando a un ritmo acelerado. A medida que la biometría se vuelva más común en los aeropuertos y las fronteras, la tecnología seguirá evolucionando y mejorando con el fin de aumentar la seguridad de los pasajeros y de reducir, al mismo tiempo, la fricción en la experiencia de viaje.

Más información sobre identidad y biometría en el Centro de Recursos Biométricos de Gemalto