Estás aquí
Portada > Tecnología > La mayoría de los consumidores dejarían de realizar actividades comerciales con empresas después de una filtración de datos

La mayoría de los consumidores dejarían de realizar actividades comerciales con empresas después de una filtración de datos

Ámsterdam.- Una mayoría (70%) de consumidores dejarían de realizar actividades comerciales con una empresa si esta ha sufrido una filtración de datos, de acuerdo con una encuesta realizada en nombre de Gemalto, el líder mundial en seguridad digital, en la que participaron más de 10.000 consumidores de todo el mundo. Además, siete de cada diez consumidores (69%) sienten que las empresas no se toman la seguridad de los datos de los clientes con la suficiente seriedad.

A pesar de las preocupaciones, el estudio de Gemalto reveló que los consumidores no logran protegerse adecuadamente y más de la mitad (56%) siguen usando la misma contraseña para distintas cuentas en línea. Aun cuando las empresas ofrecen soluciones de seguridad sólidas, como la autenticación de dos factores, dos quintos (41%) de los consumidores admiten que no utilizan tecnologías para proteger sus cuentas de redes sociales, lo que los deja en una posición vulnerable a sufrir una filtración de datos.

Esto puede deberse a que la mayoría de los consumidores (62%) creen que la empresa que tiene sus datos es la principal responsable de su seguridad. Esto hace que las empresas se vean obligadas a tomar medidas adicionales para proteger a los consumidores e implementar medidas de seguridad sólidas, además de instruirlos sobre los beneficios de adoptar dichas medidas. Se detectó que las empresas de venta minorista (61%), los bancos (59%) y los sitios de redes sociales (58%) tienen mucho trabajo por hacer, ya que son los sectores que los consumidores abandonarían si sufrieran una filtración.

“Es evidente que los consumidores desean ceder la responsabilidad de proteger sus datos a una empresa, pero esperan que la seguridad se obtenga sin ningún esfuerzo de su parte”, afirma Jason Hart, Director de Tecnología (CTO), Protección de datos e identidad en Gemalto. “Frente a las inminentes regulaciones en materia de datos como la Regulación General de Protección de Datos (GDPR), ahora depende de las empresas garantizar la implementación de protocolos de seguridad para proteger los datos de sus clientes. Ya no basta con ofrecer estas soluciones de manera opcional. Estos protocolos deben ser obligatorios desde el comienzo. De lo contrario, las empresas enfrentarán no solo consecuencias financieras, sino también acciones legales de los consumidores”.

A pesar de su comportamiento, las preocupaciones de los consumidores con respecto a la seguridad son muchas, y dos tercios (67%) muestran intranquilidad al sentir que serán víctimas de una filtración de datos en un futuro cercano. Por consiguiente, los consumidores ahora responsabilizan a las empresas. Si sufren un robo de datos, la mayoría (93%) de los consumidores emprenderían o considerarían emprender acciones legales contra la empresa en cuestión.

Los consumidores confían en ciertos sectores más que en otros
Con respecto a las empresas en las que menos confían los consumidores, más de la mitad (58%) cree que los sitios de redes sociales representan una de las mayores amenazas para sus datos; uno de cada cinco (20%) desconfían de los sitios de viajes y, lo que resulta inquietante, uno de cada diez (9%) cree que ningún sitio supone un riesgo para ellos.

Por otro lado, un tercio (33%) de los consumidores confían plenamente en los bancos y proporcionan sus datos personales, a pesar de que estos son objetivos y víctimas frecuentes de filtraciones de datos. A continuación en la lista figuran los organismos con certificación de la industria (12%), los fabricantes de dispositivos (11%) y el gobierno (10%).

Hart continúa declarando: “Es increíble que los consumidores ahora pongan sus propios datos en riesgo al no utilizar estas medidas a pesar de las crecientes preocupaciones en torno a la seguridad. Esto está provocando una cantidad alarmante de filtraciones (el 80%) como consecuencia de credenciales débiles o robadas con anterioridad. Algo debe cambiar pronto tanto por parte de las empresas como por parte de los consumidores, o si no esta situación empeorará”.

Top
A %d blogueros les gusta esto: