Estás aquí
Portada > Actualidad > Hongos, bacterias y parásitos en aguas contaminadas pueden causar infecciones

Hongos, bacterias y parásitos en aguas contaminadas pueden causar infecciones

Lima.- Las personas que se ven expuestas a fuentes de agua contaminada producto de las lluvias e inundaciones tienen mayores posibilidades de contraer irritaciones en la piel e infecciones producto de hongos, bacterias y parásitos, advirtieron especialistas de EsSalud.

Giuliana Nieto, dermatóloga del Seguro Social de Salud, anotó que el permanente contacto con el agua empozada genera un grave riesgo de desarrollar serias enfermedades a la piel como la dermatitis de contacto, que puede llegar a provocar heridas similares a una quemadura. Bajo estas condiciones, estas lesiones se sobreinfectan con frecuencia, sostuvo.

“Los más vulnerables son los niños, las gestantes y los adultos mayores”, señaló la especialista, por lo que recomendó dar prioridad a este sector de la población al momento de la evacuación de damnificados a lugares seguros.
Advirtió que la falta de agua y saneamiento puede generar casos de sarna o acarosis, enfermedad producida por un ectoparásito o ácaro que produce picazón intensa y es sumamente contagiosa.

También es muy común la presencia de hongos en las aguas empozadas, lo que genera la aparición de infecciones micóticas, que suelen extenderse rápidamente en la superficie cutánea, produciendo prurito o picazón, piel escamosa o seca. También pueden afectar el cuero cabelludo.

La especialista pidió tener especial cuidado con las picaduras de los mosquitos que aparecen en las fuentes de agua estancada. Ello, dijo, no solo puede dañar la piel y generar picazón, sino puede provocar enfermedades contagiosas como la malaria y la fiebre amarilla.

Recomendó para ello el uso de repelentes, así como prendas de manga larga delgadas que cubran brazos y piernas, para prevenir las picaduras, así como la rápida desecación de las fuentes de agua contaminada.

Finalmente, Nieto advirtió que la población debe evitar lavarse, bañarse o, en la medida de lo posible, trasladarse a través de aguas empozadas, ya que, de contener parásitos, estos pueden penetrar en el organismo, provocando Esquistosomiasis, que es una enfermedad aguda y crónica en la cual son más vulnerables los niños y que genera infecciones que dañan el hígado, los intestinos y vía genital, por lo que recomendó alejarse de estos lugares y evitar daños mayores en la salud.

Jesús María, 23 de marzo de 2017
Oficina de Relaciones Institucionales

Top
A %d blogueros les gusta esto: