Estás aquí
Portada > Actualidad > Cuatro mitos sobre los ensayos clínicos

Cuatro mitos sobre los ensayos clínicos

Lima, Perú.- Los ensayos clínicos son imprescindibles para disponer de nuevos medicamentos y tratamientos médicos. Gracias a ellos se ha reducido la mortalidad e incapacidad ocasionada por enfermedades; y se ha mejorado la calidad y esperanza de vida de las personas.

La historia de las investigaciones de este tipo se remonta a 1747, cuando el médico escocés James Lind realizó el que se considera el primer ensayo clínico de la historia. Su experimento en marineros consistía en evaluar la eficacia de consumir o no las frutas cítricas para prevenir el escorbuto. Su conclusión fue que consumiendo cítricos los marineros no adquirían el escorbuto, enfermedad que hasta entonces se consideraba mortal.

Desde entonces se han realizado múltiples ensayos clínicos que han permitido descubrir, entre otros, las vacunas contra la polio, la rabia humana, la viruela, el neumococo y el virus de papiloma humano. También gracias a la investigación clínica se dispone de medicamentos para controlar enfermedades crónicas como la diabetes y la hipertensión, infecciones por virus, bacterias y hongos, tratamientos para combatir el cáncer, etc.

Sin embargo, aún son comunes las dudas y mitos alrededor de la investigación clínica.

Por ello, a propósito del mes de la investigación clínica, la Asociación Nacional de Laboratorios Farmacéuticos (Alafarpe) absuelve algunos de estos mitos:

Mito 1. Los participantes de ensayos clínicos son tratados como conejillos de Indias.
Falso.

Todo participante decide libre y voluntariamente su participación en un ensayo clínico en el proceso de obtención del Consentimiento Informado. En este proceso el participante revisa, cuestiona, averigua y pregunta sobre este ensayo clínico ya sea con su médico u otra fuente, antes de decidir participar. Su decisión queda documentada en un formulario de Consentimiento Informado que es firmado por el participante y el médico investigador. Todo este proceso se encuentra estrictamente regulado por autoridades locales e internacionales.

Mito 2. Los laboratorios farmacéuticos realizan los ensayos clínicos en países pobres.
Falso.

Alrededor del 50% de ensayos clínicos a nivel mundial se realizan en los Estados Unidos,
Canadá, Alemania y Francia. mientras que la participación de Sudamérica no supera el 5%. Perú ocupa el quinto lugar en Sudamérica, lo que significa únicamente un 0.003% de la participación en ensayos clínicos a nivel mundial.

Mito 3. Los participantes de los ensayos clínicos son pacientes terminales o adultos mayores.
Falso.

En estas investigaciones clínicas participan voluntarios de distintas edades, razas y sexo, personas los primeros estadios de una enfermedad e incluso personas sanas. El tipo de paciente dependerá de la evidencia médica que se requiera recopilar con un ensayo clínico.

Mito 4. Si participo en un ensayo clínico no puedo dejarlo hasta el final.
Falso.
De acuerdo con las normas nacionales e internacionales, los participantes pueden abandonar un ensayo clínico en cualquier momento; incluso habiendo firmado un consentimiento informado o luego de haber recibido el medicamento en estudio.

La participación de Sudamérica en ensayos clínicos no supera el 5% del número total que se realizan en el mundo. Perú ocupa el quinto lugar en Sudamérica con el mayor número de ensayos clínicos aprobados. Esto significa que nos corresponde 0.003% de la participación a nivel mundial según la página www.clinicaltrials.gov

Top
A %d blogueros les gusta esto: