Estás aquí
Portada > Especiales > Cómo prevenir los casos más comunes de plagio

Cómo prevenir los casos más comunes de plagio

Lima, Perú.– Turnitin desarrolló un estudio a nivel  mundial entre educadores de preparatoria y universidad donde logró identificar las 10 modalidades de plagio que utilizan los estudiantes cuando desarrollan sus trabajos académicos.

El plagio puede ser desde un acto realizado de forma inconsciente, a uno cometido de manera claramente deliberada. Cuando se comete de forma inconsciente se da normalmente en un ámbito académico cuando los alumnos aún no saben cómo citar ni utilizar fuentes de información de apropiadamente. A medida que los estudiantes pasan de curso, sobre todo en el ámbito universitario, el plagio se tolera menos, ya que se espera que a esas alturas sepan utilizar las fuentes y citar correctamente.

A continuación, detallamos cada modalidad de plagio que ha sido identificada en la encuesta por Turnitin  y ordenada asendentemente por su gravedad de:

#1. Clonación: Presentar el trabajo de otra persona como propio, copiado palabra por palabra.

#2. Copiado y pegado: Incluir amplios pasajes de texto de una única fuente sin modificarlos.

#3. Búsqueda y reemplazo: Cambiar palabras y expresiones clave sin alterar el contenido esencial de las fuentes.

#4. Remix: Mezclar material parafraseado extraído de múltiples fuentes.

#5. Reciclado: Tomar prestados pasajes amplios de un trabajo propio anterior sin incluir citas.

#6. Híbrido: Combinar fuentes perfectamente citadas con fragmentos copiados sin incluir citas.

#7. Mosaico: Material copiado de múltiples fuentes que encajan bien.

#8. Error 404: Citar fuentes inexistentes o incluir información imprecisa sobre fuentes.

#9. Fuente RSS: Citar correctamente las fuentes pero casi sin incluir párrafos con creación propia.

#10. Reutilización: Citar correctamente las fuentes haciendo demasiado uso de la estructura y/o los términos originales del texto.

¿Cómo prevenir el plagio?

Algunas sugerencias aportadas por educadores e instituciones para prevenir el plagio:

  • Desde el punto de vista de la enseñanza, los educadores deben enseñar a los alumnos a citar de forma correcta las fuentes de información.
  • Adoptar normas de integridad académica que informen claramente a los alumnos de lo que es el plagio y las sanciones a las que se enfrentan si lo cometen, para delinear expectativas claras de antemano.
  • En cuanto a las consecuencias a las que se enfrentan aquellos que plagian, las instituciones deben tener en cuenta el tipo de plagio cometido a la hora de sancionar. Los casos de plagio que son resultado del desconocimiento del estudiante por una falta de conocimiento deberían tratarse como tal y adoptar el aprendizaje como herramienta eficaz. Los casos de plagio deliberado, concretamente el fraude, en los que los estudiantes compran un trabajo para entregarlo como propio, deben sancionarse más severamente.
  • El profesorado debería dedicar tiempo a enseñar a sus estudiantes lo que es el plagio, tanto en su asignatura como en cualquier otra de la institución.
  • El profesorado también debe tener en cuenta el plagio a la hora de crear los trabajos para la asignatura. Por ejemplo, pedir a los Alumnos que elaboren bibliografía comentada para las fuentes de información que usan en sus trabajos de investigación puede ayudar no solo a que aprendan a usar el material de forma correcta, sino también a que investiguen mejor.
  • Usar software para la detección de plagio como una herramienta formativa. Ofrecer a los estudiantes informes de detección de plagio les estimula a aprender y a usar correctamente las fuentes de información.

Es importante indicar que la expresión de ideas originales se considera propiedad intelectual y, como tal, suele estar sujeta a leyes de protección de derechos de autor. La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) y ratificado como tratado por más de 180 países, contiene una serie de disposiciones que amparan los derechos de autor a nivel internacional.

Top
A %d blogueros les gusta esto: