Estás aquí
Portada > Actualidad > Cardenal Cipriani: “El mundo atraviesa una crisis moral”

Cardenal Cipriani: “El mundo atraviesa una crisis moral”

Lima.- En el programa Diálogo de Fe del sábado 7 de enero, el Cardenal Juan Luis Cipriani meditó en torno al significado de la Epifanía del Señor y de los Reyes Magos. Asimismo reflexionó sobre la crisis moral que atraviesa el mundo.

“La visita de los Reyes Magos es que el mundo dice Ha ocurrido algo en Belén, estaba anunciado por el profeta Isaías y llegan estos tres magos de oriente y le dan a conocer al mundo: Ha nacido el Salvador. Es la proclamación ante el mundo que ha venido el hijo de Dios, para intervenir, para ayudar, para salvar”.

Ordenaciones sacerdotales y diaconales
Comentó también que esta tarde se ordenarán dos nuevos sacerdotes y tres diáconos para la Iglesia de Lima, en una Santa Misa en la Basílica Catedral de Lima.

“Hay una noticia que me alegra mucho. Esta tarde tenemos la ordenación sacerdotal de dos nuevos sacerdotes para Lima y tres nuevos diáconos. (Quiero) Darle gracias a Dios, a los sacerdotes y a todos ustedes que rezan por los sacerdotes. Es algo tan importante en la Iglesia que da una alegría muy grande, porque todo el esfuerzo que se hace es en base a que la Iglesia es un pueblo sacerdotal. Es decir, la mediación de Dios con los hombres ha querido que sea a través de Jesucristo, único, sumo y eterno sacerdote. Los demás, en Cristo, también podemos ser esos testigos transmisores y administradores de la gracia de Dios”.

Los Herodes de estos tiempos
Luego de escuchar las palabras del Santo Padre en su catequesis del último miércoles que habla sobre Raquel, quien representa el dolor de tantas madres que enfrentan la pérdida de un hijo, se refirió a los Herodes de estos tiempos y cómo en la actualidad se sigue viviendo esa persecución de los más indefensos.

“Fíjate el ambiente, hoy millones son asesinados en el vientre de su madre: el aborto. Por qué nos tenemos que callar. También como Raquel lloramos sin consuelo al ver esta plaga de los asesinatos que se llaman abortos, que muchos países los han aprobado. Ya no es Herodes, ahora la ley me lo permite”.

“Quitémonos el velo de la hipocresía”
En otro momento, exhortó a combatir esa enorme crisis moral que actualmente invade nuestra sociedad. Comentó que esa manifestación de Jesús, que viene a salvarnos, tiene consecuencias en la vida diaria, que nos conlleva a mantener una conducta adecuada como cristianos.

“Por ejemplo, cuando se habla de la corrupción, entonces la venida de Jesús nos obliga a todos a procurar ser honestos, justos. No es que Dios te obligue, pero te ha dejado una ley natural que te dice No mates, pero hay aborto; hay una ley que te dice No robes, pero hay una corrupción brutal; hay una ley que te dice No mientas y se compran las conciencias como hemos visto por millones de dólares por una empresa para conseguir licitaciones. Estamos rompiendo la norma que es la que rige la vida en la sociedad, no digo en el Perú, en el mundo. Cuando se rompe la ley natural viene la ley de la selva, que es quién tiene más plata, quién tiene más poder, quién tiene más medios. Entonces la gente sencilla se siente impotente, se siente engañada. Tenemos, como miembros de fe y como miembros de la Iglesia, la obligación de tener una conducta coherente”.

“Esta corrupción que ahora está ocupando tantas páginas y tantas discusiones, sabes cuál es la diferencia, que se ha descubierto, pero la corrupción estaba ahí desde hace años. Hay que tener la honradez de ser humilde y decir: Toda esta podredumbre de la corrupción está en el corazón de cada uno. Hay gente que desde su escritorio está viendo a quién compro, dónde me publican, qué estudio de abogados, cuándo tenemos esta reunión; estoy organizándome para ganar de manera ilícita 1 millón, 7 millones, 50 millones”.

Cambiemos de actitud
Señaló que es necesario poner orden en la mente de los niños, enseñarles que tienen que ser honestos y respetar a sus padres; y a los padres mostrarles que deben formar la conciencia de sus hijos.

“Hay que tener la bondad y la humildad y la honradez de decir Es una enorme crisis moral que arranca en la escuela, en el colegio, en la familia. Y sin embargo estamos más preocupados en la ideología de género. Por qué tanta preocupación de corromper algo tan sencillo como que hay hombres y mujeres. Me dirán: Cardenal, usted siempre repitiendo lo mismo. Es que le han dado la vuelta a todo y en lugar de enseñar a la gente a ser honesta, quieren enseñar a los hombres que son mujeres y a las mujeres que son hombres. Tenemos que poner orden en la mente y creo yo que la gran mayoría del Perú está de acuerdo con lo que estoy diciendo”.

“Si no vamos al fondo; si en el hogar, si en la familia, si en la escuela, no hay una cruzada, un esfuerzo muy grande de la formación moral de la conciencia, de qué cosa está bien y qué cosa está mal; si salimos de este gran engaño que todo se puede hacer, no cohíbas a nadie, déjalos tranquilos. Si ese niño está en la televisión viendo unos programas que no debe, el papá tiene que ayudar; si en la escuela surgen unas preguntas, los profesores tienen que ayudar. No podemos seguir jugando a quién se esconde mejor, no podemos jugar a que todos estamos en la misma olla. No juguemos a tirar la piedra y esconder la mano. Hay que cambiar la actitud. Los medios de comunicación tienen que tener un rol de orientación, no solamente publicidad o información o líneas políticas”.

“Hoy día tenemos ordenaciones sacerdotales. Estoy muy optimista, pero creo que si el médico no le dice al paciente cuál es su enfermedad, lo engaña. El cáncer que tenemos está en la conciencia, en la moral, en la conducta, en la escuela, en la familia; ahí hay que entrar con más fuerza. Que Dios los bendiga y recen por mí. A la familia una bendición especial”.

Top
A %d blogueros les gusta esto: