Estás aquí
Portada > Turismo > Bebés Morsa se Encuentran por Primera Vez en SeaWorld Orlando

Bebés Morsa se Encuentran por Primera Vez en SeaWorld Orlando

ORLANDO, Fla.- Dos morsas bebé se encontraron por primera vez en SeaWorld Orlando. El equipo de Cuidado de Animales presentó a Aku, una cría de morsa rescatada en Alaska, y a Ginger, una morsa que nació en el parque. Mientras el equipo los observaba, los dos comenzaron a observarse uno al otro con curiosidad.

Ginger nació en SeaWorld Orlando el 3 de junio de Kaboodle, una morsa de 14 años, y es el primer bebé morsa que nace en el parque. Unas semanas después de su nacimiento, los equipos veterinarios y de cuidado de animales de SeaWorld Orlando determinaron que no estaba aumentando de peso e intervinieron para garantizar que recibiera suficiente nutrición. En el transcurso de los últimos cinco meses, los equipos le han brindado a Ginger atención las veinticuatro horas del día, que incluye alimentación con biberón, socialización y compañía.

Aku fue rescatado y rehabilitado en junio por el Alaska Sea Life Centre (ASLC) después de ser encontrado abandonado en una draga de extracción de oro frente a la costa de Nome en Alaska. Se estima que tenía dos semanas de nacido al momento de su rescate, y debido a su corta edad, Aku fue considerado no liberable por el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos (USFWS). Después de su rehabilitación, se tomó la decisión de enviarlo a SeaWorld Orlando, en parte, para darle compañía a Ginger.

La introducción de los dos bebés morsa es un hecho importante a medida que progresa su cuidado especializado en SeaWorld Orlando. El objetivo de Aku y Ginger es crear un vínculo social y desarrollar el compañerismo entre los dos animales en los próximos años.

El programa de morsas del parque juega un papel importante en la educación del público sobre estos animales increíbles. A pesar de que las morsas aún no figuran como especies amenazadas, y las poblaciones se han estabilizado desde que se prohibió la caza comercial en el siglo XIX, la especie enfrenta amenazas constantes en la naturaleza, incluyendo la pérdida significativa de hielo marino.

Con el permiso del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos, SeaWorld Orlando ha criado 10 bebés morsa huérfanos en los últimos 50 años, incluido el padre de Ginger, Garfield. El Fondo de Conservación SeaWorld y Busch Gardens ha proporcionado asistencia de investigación sobre la morsa del Pacífico y el impacto de la disminución del hielo marino flotante, también conocido como banquisa. Ginger y Aku inspirarán a los visitantes del parque a aprender más sobre estos animales increíbles y la difícil situación de las morsas en la naturaleza. Los visitantes que visitan SeaWorld pueden ver a Ginger y Aku por medio de la cámara localizada dentro del hábitat en Wild Arctic.

Top
A %d blogueros les gusta esto: