Estás aquí
Portada > Especiales > Ausencia de estado en regulación del transporte informal del país

Ausencia de estado en regulación del transporte informal del país

Lima, Perú.- Los accidentes en nuestro país son pan de todos los días. Y lamentablemente se siguen contando muertos en nuestras pistas y carreteras sin que las autoridades se planteen cambios drásticos para acabar con la informalidad en el transporte interprovincial que enluta a las familias peruanas de todo condición social.

No se puede permanecer como espectadores. ¡Ya basta de lamentos! El gobierno tiene que declarar en emergencia para regular la infraestructura del transporte interprovincial, empezando por los terminales y los paraderos informales.

El transporte interprovincial y los terminales informales son sistemas lamentablemente corruptos, que como Fiori, se multiplican cada año sin que las autoridades hagan algo para cambiar esta espantosa realidad, que se suma a la delincuencia, basura, falta de seguridad que caracteriza a estos seudos terminales, que usan las calles y avenidas para estacionar sus buses.

Todos sabemos que este problema tiene su raíz en la desregulación del sector que se implementó hace 30 años con la idea de fomentar una mayor competencia en este mercado y un desarrollo más eficiente, pero después de este tiempo obviamente no se ha conseguido nada y lo que tenemos a la vista es una grave y permanente accidentalidad, que es la expresión más dramática y costosa de este problema.

Según el especialista, Carlos Villegas, presidente de la Asociación de Víctimas de Accidentes de Tránsito (Aviactran) un 70 % de los terminales de empresas de transporte interprovincial y de carga registrados en el Perú son informales. En otras palabras, éstos no cuentan con licencia de funcionamiento y carecen de patios de maniobras, por lo que sus buses pululan por las calles, lo que genera más caos vehicular.

Urge entonces declarar en emergencia los terminales y el transporte interprovincial. con verdaderos controles previos, efectiva fiscalización, revisiones técnicas reales. Acabar con la corrupción que se ha enquistado en el sector y que no permite contar con un transporte ideal, salvo raras excepciones.

El punto de partida es contar con pocos terminales de clase mundial, que cumplan con las condiciones mínimas técnicas y de calidad y mejores redes viales a nivel nacional.

Top
A %d blogueros les gusta esto: