Estás aquí
Portada > Actualidad > Aparecen nuevas pruebas de los asesinatos de trabajadores de Andahuasi

Aparecen nuevas pruebas de los asesinatos de trabajadores de Andahuasi

Andahuasi.- Hace más de siete años mataron a dos trabajadores de la Azucarera Andahuasi, Julián Chacón Espinoza y Segundo Ruiz Saldaña, y hasta el momento no han sido capturados los autores, ante un evidente encubrimiento de malas autoridades del Ministerio Público y Poder Judicial, y pese a que existen pruebas de los autores materiales e intelectuales.

Ha aparecido una nueva prueba que complica la responsabilidad penal de Eduardo Núñez Cámara (ex presidente del directorio de la Azucarera Andahuasi en el 2009 y actualmente funcionario del Grupo Wong.

En la pregunta 20 de su manifestación ante el fiscal de Huaura, Juan José Rodríguez Sota, sobre la contratación de una empresa de seguridad para proteger sus anexos, dice que “tiene entendido” que existe una compañía pero que eso lo maneja Carlos Rivas Urteaga, quien era Gerente General ese año y ahora también es funcionario del Grupo Wong.

Lo cierto es que Núñez Cámara le mintió al fiscal porque sí conocía muy bien de la compañía de seguridad Tank’s Servicios Generales SRL, incluso él le pagaba.

Núñez Cámara ocultó al fiscal que con Efraín Wong firmaron juntos todas las transferencias realizadas durante el año 2009 y desde el mes de mayo, mediante operaciones interbancarias del BANBIF hacia la cuenta corriente de Tank’s en Scotia Bank (CI N°00963100000642867335) para pagar todos los servicios de esta empresa de seguridad.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Agraria Azucarera Andahuasi, Vicente Roque Laureano, expresó su malestar por la forma cómo las autoridades del Ministerio Público y del Poder Judicial han llevado el caso hasta el momento. Aseguró que la muerte de los trabajadores Julián Chacón Espinoza y Segundo Ruiz Saldaña no quedará impune y que su representada continuará dando batalla hasta que se haga justicia.

Dos veces se pidió al Fiscal de la Nación que se ponga interés en el caso, ya que había algunas pruebas que no se tomaron en cuenta y algunas diligencias no se realizaron. La última fue el 24 de enero de este año, sin respuesta hasta ahora.

Desde un inicio no hubo buena voluntad de la Fiscalía y es por ello que se archivó el caso. Sin embargo, en el 2015 se logró el desarchivamiento por gestión de congresistas y trabajadores de la Azucarera Andahuasi que la realizaron a través de la Fiscalía de la Nación.

Pero la justicia duró poco. El desarchivamiento fue resuelto por el Segundo Despacho de Investigación de la Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Huaura, a cargo del fiscal Víctor Saúl Montes Vega, quien emitió la Disposición 03 el 21 de marzo del 2016, de no formalización ni continuación de investigación preparatoria; y ante el cual se interpuso el Recurso de Elevación de Actuados (antes Queja), el que también fue resuelto en su oportunidad, confirmando que no procede formalizar ni continuar la investigación preparatoria, es decir, nuevamente se archivó el caso.

Los presidentes de las Juntas de Fiscales de Fiscales que dirigieron el Ministerio Público en Huaura tienen responsabilidad, ya que han archivado dos veces el caso.

NUEVAS PRUEBAS QUE NO SE TOMARON EN CUENTA
El desarchivamiento se logró gracias a nuevas pruebas que hasta el momento no han sido tomadas en cuenta en el proceso pese a ser vitales. Ellas son:

• La camioneta PIQ-046 de donde provinieron los disparos de los atacantes de Julián Chacón Espinoza y Segundo Ruiz Saldaña, era un vehículo registrado a nombre de la Azucarera Andahuasi y que fue arrebatada al trabajador Germán Vallejos Torres. El autor de la apropiación de la camioneta fue Hermógenes Meléndez, quien es personal que apoya a Núñez Cámara. No se sabe el resultado de la pericia balística realizada al vehículo.

• Jaime Revolledo Gálvez (agente de Tank’s) fue internado y atendido en el Hospital de Chancay el día en que ocurrieron los hechos (27AGO2009); verificándose de la historia clínica que ingresó por herida de bala. En el parte policial 442 de la misma fecha, el SOT2 PNP José Silva Romero, da cuenta que se constituyó en el Hospital de Chancay y al entrevistarse con Revolledo Gálvez, este dijo que fue herido de bala cuando realizaba labores de vigilancia a las 16.00 horas en la zona de la Irrigación Santa Rosa, lugar donde se produjo el atentado –a la misma hora- contra los dos trabajadores asesinados. En el transcurso de la investigación no se le tomó su manifestación.

• De la Hoja de Atención de Emergencia N° 508842 del 28 de agosto de 2009 del Hospital Hipólito Unánue, a nombre del paciente Revolledo Gálvez, transferido de Chancay, se aprecia que fue acompañado de Zulema Núñez Fernández, asistente social de la Azucarera Andahuasi, a órdenes de Núñez Cámara. También se observa que fue llevado por Jorge Ordoñez López (vigilante de la empresa TANKS).

• Revolledo Gálvez se desempeñaba como vigilante de la compañía Tanks; empresa que desde junio del 2009 prestaba servicios de vigilancia y seguridad a la facción de Azucarera Andahuasi, de Núñez Cámara y Rivas Urteaga y que ocupaba sectores de la Irrigación Santa Rosa y Quipico.

• La responsabilidad de los agentes de Tank’s está establecida en el Oficio N° 207-2009-VII-DIRTEPOL-H-DEPOPSES-DA-SR del 27 de agosto del 2009 que está en manos del Poder Judicial. Los partes policiales que lo sustentan demuestran que las balas causa de las muertes fueron disparadas desde los fusiles de largo alcance accionados por los agentes de seguridad de la empresa Tanks.

• Por disposición de los hermanos Erasmo y Efraín Wong Lu Vega, en su calidad de “constituyentes” de la cuenta corriente bancaria en el BIF, en la modalidad Escrow Account 008001499391, a nombre de Empresa Industrial Andahuasi SAC. y de Núñez Cámara en su calidad de beneficiario de la referida cuenta, se pagó a Tanks S/. 48,934.00 el 26/08/2009, un día antes del crimen, según carta de instrucciones firmada por los hermanos Wong y Núñez Cámara, los que los vincularía a los hechos de Santa Rosa. Por ello es necesario que el representante de Tanks indique detalladamente los servicios brindados a la Azucarera Andahuasi.

• El pago de la Factura 00437 del 19/11/2009 por S/. 406.51. emitido por Tanks a la Azucarera Andahuasi a la dirección de Huacho, sede donde despacha Núñez Cámara y Rivas Urteaga, por concepto “Gasto Revolledo última facturación”, evidencia la relación laboral de Revolledo Gálvez con Tanks con la facción de la Azucarera Andahuasi a cargo de Núñez Cámara y los Hermanos Wong Lu Vega.

Top
A %d blogueros les gusta esto: