Estás aquí
Portada > Especiales > Alemania impone multas a redes sociales que no supriman mensajes de odio, informaciones falsas o delictivas

Alemania impone multas a redes sociales que no supriman mensajes de odio, informaciones falsas o delictivas

Por Hans-Peter Firbas
El Consejo de Ministros de Alemania aprobó ayer un proyecto de ley que incluye multas de hasta 50 millones de euros para las redes sociales que no supriman los mensajes de odio y las informaciones falsas y delictivas en 24 horas. Promovido por el ministro de Justicia, el socialdemócrata Heiko Maas se establece que, si no se respetan estos plazos, las empresas descubiertas se exponen a pagar “hasta 50 millones de euros” en multas, y las personas físicas responsables dentro de las redes sociales pagaran hasta cinco millones de euros.

Las empresas afectadas incluyen Facebook, Twitter, Google, YouTube, Instagram Vimeo y Flickr y Snapchat. LinkedIny WhatsApp han sido excluidas de la ley A pesar de que los usuarios también pueden reportar los contenidos ilícitos a las autoridades federales alemanas, las gigantes tecnológicas han mejorado sus sistemas internos para descubrir estos fallos. YouTube decidió contratar a más empleados para conformar el equipo de moderación de contenido. Twitter introdujo nuevas herramientas para informar de este tipo de publicaciones.

Han sido varios los países de la Unión Europea los que han tomado fuertes posiciones contra la proliferación de discursos de odio en línea, así como en la protección de la privacidad de sus ciudadanos imponiendo multas a las redes sociales mediante legislaciones.

“Cuando no se combaten de manera efectiva y no son objeto de procedimientos judiciales, los crímenes de odio representan una gran amenaza para la convivencia pacífica en una sociedad libre, abierta y democrática”, resaltó el gobierno de Angela Merkel en un comunicado. El año pasado, el Gobierno alemán prohibió una plataforma de Internet ultraderechista y dos de sus fundadores fueron detenidos.

“Las publicaciones manifiestamente delictivas deben ser eliminadas o bloqueadas en 24 horas desde que se tiene conocimiento de ellas, los otros contenidos delictivos, tienen un lapso de siete días”, continúa el comunicado. “Esto concierne también a las copias de estos contenidos delictivos”, añade el gobierno.

Aparte de los discursos racistas, también se contemplan la apología del “terrorismo”, la pedofilia, la difamación, la incitación a cometer crímenes y las amenazas de todo tipo para aplicar las multas a las redes sociales.

El gobierno señala que la llegada de las redes sociales provocó “un cambio masivo” en las relaciones entre las personas: “la cultura del debate ‘online’ suele ser agresiva, hiriente y a menudo llena de odio”. El ministro de Justicia federal Heiko Maas ha defendido la nueva ley contra el odio en Internet contra las críticas. “La libertad de expresión también protege declaraciones repugnantes y desagradables”, dijo el político del SPD, pero la libertad de expresión no es una licencia para cometer crímenes”.

Top
A %d blogueros les gusta esto: