Estás aquí
Portada > Empresarial > Ahorra seguro y con la mejor rentabilidad

Ahorra seguro y con la mejor rentabilidad

Lima.- Uno de los productos financieros más “seguros” para depositar tus ahorros es el Depósito a Plazo, pero ¿por qué seguro?, porque no hay peligro ni riesgo. Todos los días vemos en las noticias personas que tienen sus ahorros en su domicilio y están expuestos a robos, asaltos, incendios o tentaciones al gasto; guardar dinero bajo el colchón es cosa del pasado por el riesgo que representa y por pérdida de oportunidades de rentabilizar y ver recompensado su esfuerzo.
Otro de los beneficios y el más importante, es que el Depósito a Plazo te da una “rentabilidad fija” superior al de una cuenta de ahorros, cuando abres un depósito a plazo pactas una tasa fija, es decir, inamovible, por un determinado tiempo (plazo) y esta no se modifica hasta la fecha de vencimiento.  El ahorrista tiene como conocer con toda transparencia el monto a ganar desde un inicio, lo que permitirá que pueda organizar su presupuesto familiar o realizar alguna compra o gasto planificado.

Abrir un depósito a plazo es muy sencillo, solo tienes que acercarte con tu DNI a la entidad financiera de tu preferencia, evaluar la TREA del producto (tasa), definir el plazo y finalmente depositar tu dinero.  Siempre es bueno que tomes en cuenta la forma más segura de transportarlo y si lo tienes en una cuenta de ahorros en otra entidad financiera y no te genera mayores intereses puedes utilizar una transferencia interbancaria o solicitar un cheque de gerencia lo que te permitirá de forma segura movilizar tu dinero.

Por lo general, el plazo mínimo es de 30 días y el máximo de 1080 días, actualmente el Banco de Comercio ha iniciado su “Campaña Maxi Plazo” donde producto de su buena administración y desempeño en los últimos años, le ha permitido ofrecer tasas sumamente atractivas para plazos de un año (6.50%), dos años (7.00%) y tres años (7.25%) y así fomentar el ahorro, también ha reducido el monto mínimo de apertura para importes desde S/. 1,000.

Te recomendamos tomar el tiempo necesario para evaluar la TREA (Tasa de Rendimiento Efectiva Anual), la que te permite saber cuánto ganarás efectivamente por el dinero que deposites, ya que incluye los intereses y los costos regulares que tu cuenta pueda tener. Es importante que en tu evaluación confirmes los montos mínimos requeridos para acceder a una tasa.  

El detalle final y no menos importante, es que la entidad financiera donde decidas colocar tu depósito, sea supervisada por la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS) y sea miembro del Fondo de Seguro de Depósito, ya que este seguro protege al ahorrista en caso de que una institución financiera quiebre; puedes encontrar el monto máximo de cobertura del seguro en la página del FSD www.fsd.org.pe.

Top
A %d blogueros les gusta esto: