Estás aquí
Portada > Empresarial > 45% de los Millennials no ejerce su profesión

45% de los Millennials no ejerce su profesión

RonaldLima.- En un mundo laboral tan vertiginoso y competitivo, la elección por una carrera universitaria y la posterior adaptación al mercado laboral se han convertido en un factor importante para la vida de las personas, pero sobre todo para la generación de los Millennials.

Estos jóvenes, también llamados la Generación Y y que se hicieron adultos en pleno cambio de siglo, se enfrentan hoy en día al reto de hacer coincidir o adaptar las decisiones que tomaron en su etapa de estudiante universitario con su realidad laboral o profesional.

Según un estudio de Ronald Career Services Group, empresa especialista en Gestión de Carreras, la llamada Generación Y adopta mejores criterios al momento de decidirse por estudiar una carrera profesional determinada y así elegir además, un puesto de trabajo.

El estudio realizado a jóvenes Millennials de la capital, es decir nacidos entre los años 1981 y 1995, revela que el 65% considera que eligió bien su carrera, lo que representa el buen criterio para tomar esta importante decisión.

Ernesto Rubio, Gerente General de Ronald Career Service Group, señala que la decisión de elegir bien su carrera no fue producto necesariamente de una mera una evaluación personal. “Más del 60% de los Millennials limeños encuestados señalan que sus padres tuvieron influencia mediana o grande al momento de elegir la carrera a estudiar. Esto confirma el grado de paternalismo que aún existe en los padres de estos jóvenes, que en muchas ocasiones podría considerarse una limitación en la medida que impida a que sus hijos puedan expresar libremente hacia su vocación de estudio”.

Esta influencia de los padres de familia tal vez no corresponde con las características de los Millennials quienes se destacan por realizar los que les gusta sin necesariamente ser forzados a seguir un patrón determinado. La Generación Y busca independencia y libertad para elegir lo que realmente considera valioso y no solo rentable para la sociedad.

Un dato no menos relevante es que aún existe un 35% de los Millennials encuestados que cree que no eligió bien su carrera. Lo que revela un importante grado de indecisión o mala influencia al momento de optar por una carrera. Ello, en los tiempos de hoy, representa un grave error que al final terminará en que ese joven busque otra actividad, dejando de lado todo lo estudiado.

Los Millennials, no obstante estas consideraciones al momento de elegir sus carreras, sí están ejerciendo en su mayoría su profesión. El estudio realizado por Ronald Career Services Group precisa que el 55% de estos limeños trabaja actualmente en un puesto para el que estudió y se preparó durante su etapa universitaria. Pese a esta positiva tendencia, existe aún un 45% que no trabaja para lo que se preparó, por lo que tendría necesariamente que evaluar un reenfoque en su carrera en una etapa importante de su vida.

Afortunadamente, es justamente en la edad joven en la que uno puede darse el lujo de cambiar de áreas o de sector. El cambio, sin embargo, debe ser rápido. Los Millennials deben escuchar su corazón y seguir lo que más les guste.

Otro aspecto a destacar es la tendencia entre los Millennials a continuar actualizando sus conocimientos. Y es que el mundo de hoy es tan exigente que obliga a todos a estar estudiando permanentemente para afrontar nuevos retos.

Así, el estudio señala que la Generación Y considera importante estudiar una segunda carrera. Un 65% de los encuestados aspira a seguir esta tendencia que otorga mejores condiciones académicas a la larga. Sin embargo, la realidad de los tiempos de hoy nos indica que la velocidad de la escala jerárquica en el trabajo no va necesariamente a la de los grados académicos que uno tiene.

“Y es que las competencias ejecutivas no se obtienen con más grados académicos necesariamente. Muchas veces se aprende sobre la marcha, en plena actividad profesional, acumulando valiosa experiencia laboral y sostenida en el tiempo. Es como estar llevando una maestría en vivo, pero en vez de las aulas, la vemos directamente en el mismo trabajo cotidiano. Y esto puede ser tan o más valioso como seguir estudiando”, recalca Rubio.

Top
A %d blogueros les gusta esto: